Gesto solidario: El Club Atlético Tucumán se compromete en el cuidado de personas en situación de calle

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, visitó el complejo del Club Atlético Tucumán, como gesto de agradecimiento a la institución que puso a disposición sus instalaciones para albergar gente en situación de calle, y para seguir coordinando acciones en redunden en el cuidado de las personas alojadas.

“Agradezco al concejal Gonzalo Carrillo, y al Club, por la iniciativa y la muestra de solidaridad”, manifestó Yedlin.

Puntualmente, explicaron los encargados, que son catorce las personas alojadas, a las cuales se atiende las 24 horas del día, brindándoles las cuatro comidas, como así también clases para que aquellos que no saben leer y escribir comiencen a aprender, además de talleres de lectura y espacios para ver películas, entre otras actividades.

Yedlin indicó además que “son todas personas que tienen historias muy complejas por las cuales terminaron en calle y tenemos que asistirlas”.

Agregó que “vinimos a ver que no les falte nada y a organizar el envío y distribución de suministros (alimentos) a todos los espacios institucionales que garantizan la seguridad alimentaria”.

Gonzalo Carrillo, concejal por San Miguel de Tucumán y vocal del Club, quien recibió a Yedlin en el complejo José Salmoiraghi, comentó: “Estamos muy contentos de que el Club esté cumpliendo una vez más el rol social que tiene y orgullos de poder ayudar, junto al Ministerio de Desarrollo Social, a aquellas personas que lo necesitan”.

Mediante todas las actividades y la contención que les damos, tratamos de mostrarles que hay otra realidad, que se puede salir adelante y que nosotros y el Estado estamos dispuestos a darles una mano para eso”, afirmó.

Por su parte, el secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones, Matías Tolosa, que acompañó al Ministro, sostuvo que “este parador se puso en funcionamiento ni bien fue decretado el aislamiento social, como una estrategia de trabajo en conjunto para cuidar a los grupos más vulnerables, tal como pidió el gobernador, Juan Manzur”.

“Gracias al compromiso y solidaridad del Club, es que pusimos en marcha el parador, que sirve no solo para que las personas en situación de calle tengan alimento y una cama, sino también actividades, y que puedan estar cuidados y contenidos”, expresó.

Finalmente, Leila Albarracín, colaboradora que brinda apoyo y acompañamiento psicológico, dijo que “tratamos de trabajar para que las personas estén tranquilas y cuidadas”. Añadió que “si bien sabemos que tenemos chicos que pasaron situaciones complejas, como ser la situación de adicción, intentamos sacarlos adelante a través de diversas herramientas”.

Compartir