La solidaridad de las organizaciones es una oportunidad para enfrentar la crisis

El gobernador Juan Manzur y el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin estuvieron en el comedor infantil Padre Francisco Palau, que funciona en la parroquia San Juan de la Cruz en barrio El Bosque, quienes fueron recibidos por el sacerdote Ricardo Prado.

Los funcionarios se interiorizaron del funcionamiento de los dispositivos alimentarios en la parroquia, donde se entregan más de 100 raciones diarias tanto a las personas que concurren al comedor parroquial como a los alumnos del comedor escolar de la escuela Niño Jesús de Praga.

Acompañó además, el secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro, de quien depende el área de Políticas Alimentarias.

Al respecto, Yedlin explicó que en la comunidad parroquial funciona un comedor infantil y un comedor escolar, ambos en modalidad de viandas.

Sostuvo que “los tucumanos tenemos una enorme red solidaria, compuesta por organizaciones sociales, clubes, movimientos e iglesias, lo que nos da una oportunidad distinta de sostenernos en la crisis”.

Por su parte, Prado destacó que el dispositivo parroquial tiene 53 años en el barrio. “El Ministerio de Desarrollo Social apuntala muchísimo al comedor con la provisión de alimentos”, afirmó.

Contó que “tenemos varios grupos de cocineras y la misma gente que viene a comer es la que cocina”.

El sacerdote detalló que disponen de raciones para unas 140 personas, a lo que se suma la población escolar de la escuela Niño Jesús de Praga, del barrio Juan XXIII.

“A raíz de la pandemia, la familia ahora retira viandas con la comida y el postre”, señaló.

Finalmente, subrayó la presencia de los funcionarios. “El gobernador Manzur se hace presente donde está la realidad, con conocimiento y prudencia ante la situación”, recalcó.

Compartir