El Estado acompaña a quienes padecieron las inclemencias climáticas

Como consecuencia del fuerte temporal que afectó recientemente a la Provincia, el equipo de Emergencia de Desarrollo Social, encabezado por el subsecretario de Atención a Familias en Riesgo Social, Marcelo Monteros, se encuentra recorriendo las zonas más comprometidas.

En primer lugar, visitaron Lules, en donde se interiorizaron sobre la situación de las familias evacuadas. La escuela Pagani, de La Reducción, y el Club Almirante Brown, son algunos de los lugares de referencias para recibir a los damnificados, ya que alrededor de 100 familias sufrieron daños materiales en la zona y provisoriamente se encuentran alojadas en esos espacios, previniendo nuevas precipitaciones y hasta que sus hogares estén en condiciones.

Al respecto, Monteros manifestó: “Las tormentas han sido demasiado intensas y desde anoche estamos acompañando a quienes han sufrido consecuencias. Si bien actualmente tenemos muchas personas evacuadas, ya han sido asistidas por nuestro Ministerio. Además, durante la mañana hemos visitado diferentes puntos, y relevado varias casas que necesitarán trabajo para recuperarse. Es importante destacar la colaboración de cada municipio, ya que nos hemos distribuidos en distintos equipos, con la intención de llegar a todos los puntos afectados”.

“La idea es poder acercar mobiliarios y alimentos, y todo lo que las familia demanden y esté dentro de nuestras posibilidades. En principio, afortunadamente los daños son solo materiales, y de a poco muchos de los evacuados están volviendo a sus casas. Ante situaciones tan complicadas es fundamental el trabajo conjunto, por eso nos acompaña Defensa Civil, referentes municipales, Educación y SIPROSA, entre otros”, destacó el funcionario.

Por su parte, el director de Desarrollo Social de Lules, Fernando Desantis, expresó: “Antes que nada, queremos transmitirles tranquilidad a la población de Lules, ya que estamos preparados para toda las contingencias climáticas que nos afectan. Estamos trabajando de manera articulada junto a Desarrollo Social y otras áreas de Gobierno, con un acompañamiento cercano a todas las familias afectadas, buscando dar respuestas lo más rápido y efectivamente posible. La prioridad es dar contención a la familia, y luego se asiste para evaluar las pérdidas materiales”.

El protocolo de asistencia del Ministerio de Desarrollo Social implica, en primer lugar, la intervención en busca de dar respuesta inmediata a las necesidades de la persona o grupo familiar en el momento posterior de la tormenta. Luego se hace un relevamiento, a fines de conocer los daños materiales de cada vivienda. Por último, y en el caso de que las casas ya no sean habitables, se procede a iniciar los trámites administrativos pertinentes para suministrar módulos habitacionales y mobiliario.

En Famaillá
Asimismo, el subsecretario Monteros participó de una reunión con funcionarios de la municipalidad de Famailla, que a su vez son parte del comité de emergencia municipal. Los referentes locales, pusieron al tanto al funcionario de la situación de esa localidad, donde cayeron más de 100 mm de agua durante la tormenta, tanto en zonas urbanas como rurales.
Si bien prácticamente no hubo evacuados, dos familias perdieron sus viviendas y están siendo asistidas por la cartera social.

Compartir