Las mujeres de El Cadillal mostraron su fortaleza emprendedora merced al acompañamiento del gobierno de Manzur

Cientos de tucumanos y turistas aprovecharon las bondades del clima sabatino para visitar la remozada villa de El Cadillal y como sucede sábados, domingos y feriados, disponen de una parada obligada: el predio donde funciona “Lagoferiantes”.

Impulsada por las políticas inclusivas del gobernador Juan Manzur, la feria congrega a una decena de mujeres que, junto a sus familias, llevan adelante esta experiencia colectiva única en la Provincia.

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, visitó esta mañana el lugar y se interiorizó sobre el espacio, que recibe el acompañamiento de la Subsecretaría de Economía Social y Solidaria, a cargo de Miguel Cerviño, para erigir los stands, en los que exponen sus productos regionales, artesanías, gastronomía y tejidos, entre otros productos.

“Las emprendedoras comparten en este predio comparten su solidaridad, esfuerzo y esperanza, acompañadas por las políticas de Juan Manzur para organizarse desde el origen de este proyecto”, expresó Yedlin.

Las mujeres impulsaron la idea desde la Mesa de Gestión Local de El Cadillal  y luego se capacitaron y recibieron aportes del Ministerio.

Las familias, además de desarrollar las actividades productivas, apuestan a un espacio sano de entretenimiento y descanso cerca de la naturaleza.

“Hoy ven como El Cadillal mejora gracias al trabajo integrado del Gobierno, con las obras de reconversión de la villa turística, el moderno restó y terrazas con vista al dique” agregó el ministro.

En tanto, las emprendedoras resaltaron a las cuadrillas de jóvenes de la campaña Yo Me Sumo, que concientizan los visitantes del cuidado y la limpieza del espacio entregando bolsas para depositar los residuos.

La historia de Alicia

Además de recorrer Lagoferiantes, Yedlin visitó a la emprendedora Alicia Rodríguez. La mujer concurrió hace tres años a Observatorio de la Mujer para ser asistida a raíz de la violencia de género que padecía.

Tras recibir atención psicológica y asesoramiento del área que conduce Eva Fontdevila. Alicia logró impulsar su autonomía económica con sus propias capacidades y esfuerzo. Inició con la venta de comida en la zona, luego fue incorporando productos para generar una despensa. Allí llegan vecinos y turistas.

Desde hace años el Observatorio de la Mujer en articulación con el área de Economía Social, integran políticas públicas en el taller «Emprender para una vida libre de Violencia».

A partir de este dispositivo, el Ministerio capacita y apoya a mujeres víctimas de violencia.

Alicia participó de esta capacitación, lo que le permitió acceder a distintas herramientas como un horno eléctrico, una freidora, una amasadora y una máquina para fabricar pastas que le sirven para que su emprendimiento crezca.

Así, prepara empanadas, pastas y milanesas entre otros productos que hacen las delicias de los visitantes.

Un claro ejemplo de como las políticas de Estado impulsadas por Manzur y ejecutadas por Yedlin, permiten a las emprendedoras avanzar con sus proyectos de vida.

Compartir