Coronaron a los ganadores del concurso de cortometrajes “Nuestra Historia, Nuestro Lugar”

El certamen de producción audiovisual “Nuestra Historia, Nuestro Lugar”, organizado por la Dirección de Juventud del Ministerio de Desarrollo Social, premió a los flamantes ganadores. Se trató de una gran jornada, que comenzó con la proyección de los 12 cortos finalistas y culminó con la entrega de premios.

La sala 2 del Cine Atlas fue testigo del buen nivel demostrado por quienes presentaron sus producciones. La directora de Juventud, Sara Alperovich, estuvo acompañada por la coordinadora del Ingenio Cultural, Susana Robles. Además, un nutrido público, entre pochoclos y gaseosas, pasaron una tarde agradable.

El certamen estuvo destinado a jóvenes y adultos mayores de la provincia, quienes en una primera etapa recibieron capacitaciones que les otorgaron herramientas audiovisuales que les permitiera poder producir.

En cuanto a la elección de los ganadores, estuvo a cargo de un jurado integrado por tres especialistas en la materia. Ellos eligieron los tres primeros puestos, en tanto que el público, eligió el cuarto. El primer puesto fue para “Esperanza Joven”, que ahondó sobre el cierre de los ingenios; en tanto que  “La Siesta”, “El Canillita” y “Soy de los Ralos”, obtuvieron los restantes premios.

Alperovich agradeció por el espacio cedido por el Cine Atlas para llevar adelante la proyección y agregó: “Estamos muy satisfechos por esta propuesta nueva, en la que trabajamos con jóvenes y adultos mayores,  que pudieron vivir una gran experiencia y compartir sus vivencias.  Lo importante era que cada uno pueda contar su historia y que estas generaciones sean las voz activa y protagonistas en el lugar donde viven. Cuando se enteraron del lanzamiento del concurso, tuvo mucha aceptación, ya que todos tenían muchas ganas de participar porque era algo nuevo y aparte tenían la oportunidad de charlar con los mayores y poder contar sus historias”.

A su turno, Néstor Ramos, que formó parte del jurado, y quien se desempeña como técnico del Departamento de Promoción de la Dirección de Adultos Mayores, dijo: “En cuanto a esta iniciativa, hemos partido de la idea de poder generar un espacio intergeneracional, y nos pareció que la producción audiovisual era la excusa perfecta de asociar la idea inicial, con la idea de buscar lo identitario de cada lugar. Lo más importante era una idea que convoque y que converjan dos generaciones y poder producir, desde la cuestión de la identidad, un producto común”.

Por su parte, Verónica Erazo, trabajadora social del Instituto Gerontológico San Alberto, de Tafí Viejo, concluyó: “Nos enteramos de la idea de los cortos mediante publicidad del Ministerio de Desarrollo Social y nos pareció interesante que nuestros adultos puedan participar y mostrar principalmente la belleza de la ciudad de Tafí Viejo. Algunos participaron activamente desde el primer día y otros aportaron ideas contando la historia a personas que no son de Tafì Viejo y los fueron involucrando por medio de la historia y la cultura que tiene esta ciudad”.

Compartir