A través del programa Música para la Memoria, entregaron instrumentos a la “Escuelita de Famaillá”

MÚSICA POR LA MEMORIA | Entregaron instrumentos musicales a la Escuelita de Famaillá

Para favorecer el proyecto de impacto comunitario, que busca la inclusión social mediante la música, la Secretaria de Articulación Territorial y Desarrollo Local de la cartera social, hizo entrega de instrumentos musicales a la emblemática “Escuelita de la Memoria en Famaillá”, espacio para la memoria y la promoción de los Derechos humanos. 

Teniendo en cuenta que la música en si esinclusiva, dado que conjuga dimensiones intelectuales, sociales y afectivas, lo que la convierte en una herramienta ideal para la transformación social y educativa; funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Lorena Málaga, se hicieron presentes en el lugar para concretar la entrega.

El secretario, Miguel Cerviño, junto al director de Articulación Territorial, Rodrigo Azcuy, y su par de Capacitación y Organización Comunitaria, Cesar Toledo, fueron recibidos por la coordinadora de la escuela, María Coronel.

Al respecto, Cerviño expresó: “Estamos en un lugar histórico, de memoria y de promoción de derechos humanos, tratando de fortalecer las actividades que realiza la escuela. La intención es que los niños y niñas de la zona, puedan recibir clases de música gratuita a la vez que conocer lo histórico y lo sucedido en este lugar“.

Además, el secretario agradeció la articulación con la escuela de Arte Popular de Monteros, ya que a través de ellos se pudo gestionar la presencia de docentes formados en el tema.

Por su parte, Coronel manifestó: “Hace muchos años que venimos trabajando con el arte como una manera de promocionar derechos, y a partir de este año, sumamos talleres de música como apertura a la participación comunitaria”.

En relación a la entrega de instrumentos, destacó que “vamos a poder brindar a los vecinos y niños de la zona, la posibilidad de concretar un lugar de encuentro, de participación y de formación musical“.

A su turno, Gabriela Agüero, coordinadora del Ensamble Musical en la escuela, compartió: “Este ensamble es producto de una articulación junto a la Escuela de Arte Popular de Monteros, que nos brinda una extensión educativa de los docentes a nuestro espacio. La intención es trabajar la música desde un perspectiva de derechos humanos”.

Violín, guitarra, percusión latinoamericana, flauta traversa y dulce, son algunos de los talleres que ofrece el espacio. 

Es importante destacar, que el proyecto también cuenta de una visión histórica, ya que la escuela fue el primero centro clandestino de detención del país durante el Operativo Independencia, meses antes que comience la última dictadura militar, el 24 de marzo de 1976. Memoria y música se conjugan en una estrategia de fuerte impacto. Una acción más que se suma a las promulgadas por el gobierno provincial, que conduce Osvaldo Jaldo.

#mdstuc

Compartir