Cuidadores domiciliarios brindan un importante apoyo a las familias de personas con discapacidad

La temática de Discapacidad atraviesa a todos los grupos sociales y cuando se mezcla con la pobreza, suele ser aun más compleja. Es por esto, que el Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Dirección de Discapacidad, coordina la ejecución de políticas de cuidado para las personas con discapacidad y sus familias.

En esta línea, la Dirección ofrece el servicio de cuidadores domiciliarios para personas con discapacidad. Así, el ministro Gabriel Yedlin, y el director del área, Hugo Jovanovics, visitaron el Barrio Belgrano en donde la Familia Domínguez recibe el acompañamiento de un cuidador para su hija Noelia.

Al respecto, Yedlin expresó: “La familia Domínguez es un ejemplo de familia que cuida y se dedica a sus hijos. Son varios hermanos, un papá presente que trabaja y una mamá que debió dejar su trabajo para dedicarse al cuidado intensivo de Noelia. Una persona con discapacidad requiere cuidado especial y un núcleo familiar presente,  eso es lo que vimos hoy”.

“Desde la Dirección contamos con cuidadores que ayudan a atender a las personas con discapacidad en un entorno en el que la familia ya no puede o tiene otras necesidades laborales. Siempre digo que las políticas de discapacidad tienen una gran perspectiva de género, hoy vimos un claro ejemplo de esto, en donde la mamá y la hermana mayor tuvieron que abandonar sus proyectos personales en pos del bienestar de Noelia. Es por esto, que los cuidadores vienen a ayudar en esta línea, al igual que las pensiones por discapacidad”, agregó el ministro.

Por su parte, Jovanovics destacó: “Vinimos con el Ministro a visitar a Noelia, que recibe la atención de un cuidador, gestionada a través de la Dirección. De esta manera, la familia también recibe un poco de espacio y tranquilidad para realizar otras actividades en su día a día. Hace 4 años, sus papas se acercaron al área para gestionar esta atención y rápidamente pudimos hacerlo”.

A su vez, Estela Villa, mama de Noelia, compartió su experiencia: “Tengo una hija de 31 años con parálisis cerebral. Hace unos años me acerque a la Dirección a solicitar ayuda, porque mi hija realmente lo necesitaba. Ya tengo 63 años y no puedo manejarla sola. Puedo decir gratamente, que desde el momento en el que me aproxime al área, ha recibido atención y respuesta a mis pedidos. Quiero compartir mi experiencia, para que otras familias que estén atravesando este tipo de situación, no duden en acercarse, porque si van a recibir respuestas”.

Alrededor de 50 personas con discapacidad reciben en este momento el subsidio y la atención de un cuidador en sus casas. Para lograr esto, deben acercarse a la Dirección de Discapacidad y gestionar el pedido. A partir de esto, el equipo técnico del área, evalúa la necesidad y posibilidades en cada caso.

 330 total views,  1 views today

Compartir