El Gobierno provincial sostiene la seguridad alimentaria en las escuelas y apuesta a la calidad nutricional

En la mañana de hoy, se puso en marcha una nueva etapa del programa de seguridad alimentaria y comedores escolares, llevado adelante por el Ministerio de Desarrollo Social de Tucumán. El nuevo proyecto, que incluye, en un primer momento, a más de 300 escuelas, consiste en la implementación de módulos saludables de desayuno, que viene a reemplazar el desayuno que los estudiantes recibían durante sus clases presenciales y, a la vez, a agregar los nutrientes necesarios para una alimentación de mayor calidad.

La inauguración de la estrategia se llevó a cabo en la escuela Zenón Santillán, ubicada en Villa Muñecas, y contó con la presencia del gobernador, Juan Manzur, el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, el secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro, y la directora de Políticas Alimentarias, Carolina Nacher, entre otros funcionarios. La directora del establecimiento, Rosario Chávez, también participó de la presentación.

Cada alumno, sin importar si pertenecen a la misma familia, recibirá un módulo mensual, que no solo servirá para garantizar la cobertura alimentaria, sino también impulsar la alimentación saludable.

Manzur, al respecto, dijo: “Con todo nuestro equipo de trabajo, como lo hacemos todos los días en la provincia, en un contexto difícil, de pandemia, con todo lo que eso implica. Acá tratamos de ayudar y sumar permanentemente a las familias”.

Seguidamente explicó que el nuevo proyecto se trata es la contraparte provincial del plan alimentario: se trata de 141.000 módulos que se entregarán en más de 300 escuelas.

En lo referido a la buena alimentación, reforzó el pedido del ministro Yedlin respecto de insistir con la alimentación más sana, intentando incorporar frutas, verduras, leche, carne, entre otros alimentos.

Además, destacó y agradeció el trabajo de las directoras, directores, maestros y maestras, presentes en todos los aspectos.

“Seguimos generando oportunidades y tratamos de cerrar la brecha, que es el gran desafío. Nos preocupamos por la obra pública, la obra privada, por dinamizar la economía, pero hay que entender que la situación es complicada. Los ingresos que tiene la provincia son menores y aumentan los gastos productos de la pandemia, pero tenemos que seguir adelante cuidando a los más vulnerables y a quienes más lo necesitan”, reiteró Manzur.

Yedlin, por su parte, detalló que el programa comedores escolares cuenta con 1000 escuelas, en toda la provincia, correspondiente, aproximadamente, a 300.000 alumnos.

Luego manifestó que “lo que era modalidad de almuerzo continúa, como fue desde el comienzo de la pandemia, llevándose a cabo mediante vianda. En algunas escuelas, sobre todo del interior, la modalidad era de módulos alimentarios. Pero también tenemos cerca de 500 escuelas que, en épocas de clases presenciales, recibían su desayuno o merienda. Esos recursos, a pedido del Gobernador, los repensamos en el marco de la pandemia. Entonces, esos chicos, en lugar del desayuno que recibían de manera presencial, lo llevan a sus casas como módulos de desayuno. Lo que era el desayuno se transformó en módulo de desayuno con alimentos saludables”.

Y agregó que “con esto impulsamos no solo la cobertura nutricional como ya lo veníamos haciendo, sino la alimentación saludable, que podamos comprar productos más sanos y a precios medianamente accesibles para poder consumir rico, sano y barato”.

Navarro, en tanto, indicó que “el nuevo proyecto implica cumplir un anhelo por el que se trabajó mucho tiempo y se podría decir que Tucumán es la primera provincia en poder incorporar el total de proyecto de comedores escolares, con el 100% de la matrícula de las más de 1.000 escuelas en las cuales pensamos brindarles seguridad alimentaria”.

Contó que, desde Dirección de Políticas Alimentarias junto al equipo de nutrición, se pensó la estrategia de un módulo de desayuno que incorpora una serie de nutrientes, lo que les brinda a los chicos no solo la seguridad sino también la calidad nutricional.

“En este contexto, poder llegar a pensar, desde el Gobierno de Juan Manzur, con la ayuda del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que conduce Daniel Arroyo y el ministro Yedlin en Tucumán, cómo darles cobertura a todos, reforzando a la vez el aspecto nutricional, fue un gran desafío y estamos muy contentos de poder estar ejecutándolo”, aseguró.

Los funcionarios presentes, agradecieron el trabajo del Ministerio de Educación en cuanto a mantener las escuelas abiertas para poder seguir implementando estrategias de seguridad alimentaria.

Chávez, finalmente, reforzó la idea de que “los módulos alimentarios vienen a reforzar la alimentación saludable de los estudiantes de muchas escuelas tucumanas y también la economía de los papás en esta situación en la que todos tenemos que colaborar”.

Dijo que la escuela cuenta con 442 alumnos y se entrega un módulo alimentario a cada uno.

En los estrictamente educativo, la directora sostuvo que la escuela, tomando desde el 16 de marzo, nunca estuvo cerrada. Se mantuvo trabajando mediante clases virtuales y se crearon comunidades virtuales que, a la vez, serán usadas para informar sobre el calendario de entrega de módulos para, de esta manera, evitar aglomeraciones.

 

Compartir