Zaiat compartió su postura respecto a la deuda y pidió encarar una disputa por la nueva normalidad económica pospandemia

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, moderó una video conferencia titulada “Deuda externa, origen y negociación en curso”, a cargo del economista y periodista Alfredo Zaiat, en la cual se analizaron distintos aspectos económicos, sociales e históricos del endeudamiento argentino y además, planteó la necesidad de poner en disputa una nueva normalidad económica tras la pandemia.

La iniciativa, impulsada por el titular de la cartera social tucumana, contó con la participación del diputado Pablo Yedlin, la legisladora Sandra Tirado, el periodista especializado en Economía, Marcelo Aguaysol; el secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro; el secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones, Matías Tolosa; el secretario de Gestión Administrativa, José Gandur; el subsecretario de la Unidad Ejecutora de Programas y Proyectos Sociales, Guillermo Socolsky y la coordinadora del Ingenio Cultural, Susana Robles, entre otros.

Durante el encuentro virtual, Zaiat dio cuenta de su expertise en la materia, y planteó un compendio sociohistórico de la deuda argentina.

El periodista, que es columnista del diario Página 12, señaló que “la crisis no es un hecho natural, sino que sus razones proviene de la deuda”.

Zaiat explicó que “el ciclo de endeudamiento durante la gestión de Mauricio Macri fue el más vertiginoso y de magnitud de la historia”, e ilustró que el ciclo de la deuda en ese periodo arrancó en diciembre de 2015 hasta marzo de 2018, que fue la última colocación”.

Asimismo, indicó que “el crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) tomada por la gestión anterior, sirvió para pagar la deuda de un virtual default”.

Reveló que “el FMI violó su estatuto y sus principios, puesto que no se pueden utilizar los dólares que presta para invertir en el mercado de cambio”.

Tras afirmar que esas políticas económicas dejaron al país en una situación de insolvencia, lamentó que “en el contexto regional, la Argentina está sola, rodeada de gobiernos de derecha”.

Luego, Zaiat evaluó como “exitosa” la estrategia del presidente Alberto Fernández y del ministro de Economía, Martín Guzmán para lograr un acuerdo con los acreedores.

En ese sentido, explicó que en la actualidad, hay nuevos fondos de inversión y acreedores que adquirieron más peso en el mundo de las finanzas globales.

“El objetivo delos fondos de inversión es la rentabilidad que le ofrecen a sus clientes. No tienen vocación de litigar. Tienen otra lógica respecto de los fondos buitres”, detalló.

“El FMI pedía un programa de ajuste fiscal y monetario para afrontar la deuda a reestructurar y Guzmán planteó la sustentabilidad de la deuda”, acotó.

Aseveró que “los números son elocuentes y los pagos hasta 2024 son bajos y hasta 2028 van a tener mayor peso donde se espera que la economía argentina se recupere”.

En ese sentido, dijo que  “el Fondo rompió el rol de auditor para presionar a los deudores pero tiene sus propios intereses en Argentina por dos cuestiones: entregó el crédito más importante en volumen a un solo país y quiere cobrar esa deuda”.

Tras las consultas de algunos participantes, Zaiat manifestó que “la deuda en términos nominales no dice nada, hay que tener en cuenta la capacidad de pago sobre esa deuda”.

Finalmente, descartó que la emisión monetaria conlleve a un brote inflacionario e instó a que haya una “disputa” para construir una normalidad económica diferente a la de antes de la pandemia.

“Esta disputa es de todos”, concluyó.

Compartir