La Tarjeta sin Tacc mejora la calidad de vida de las personas celíacas de la Provincia

Una mañana diferente se vivió en la casa de Rosa Rivas, y de su hijo Damián, ambos celíacos, que ya cuentan con la posibilidad de elegir y comprar sus productos especiales a través de la Tarjeta sin Tacc.

Para interiorizarse de su experiencia, y compartir además el entusiasmo de esta familia, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, junto al secretario de Articulación Territorial, Francisco Navarro, los visitaron en su domicilio del barrio 130 Viviendas.

Al respecto, el Ministro expresó: “Hoy pudimos conocer la historia de Rosa y su familia, ambos celíacos, y ver concretamente como está funcionando la experiencia piloto que hace unos días lanzamos para este grupo de personas sin obra social. Cuando el gobernador era Ministro de Salud de la Nación, y yo me encontraba trabajando junto a él, reglamentó la ley de celiaquía, que incluía un programa de acompañamiento para personas que tienen intolerancia a las harinas comunes, trigo, avena, cebada, en fin, gluten en general, que no poseen cobertura”.

“En este marco, y tomando la experiencia de la tarjeta AlimentAr que está funcionando muy bien, hemos elaborado desde nuestro Ministerio este programa, para este grupo de personas celíacas a las cuales ya veníamos acompañando, pensando en brindarles la posibilidad de optar en su dieta y que puedan comprar cosas a su gusto”, agregó Yedlin.

Por su parte, Navarro manifestó: “Es muy lindo ver concretado el trabajo que hicimos para implementar esta tarjeta, en este caso a través de Rosa y su familia. Aquí se visibiliza el compromiso y la decisión del presidente Fernández, del Ministro de Desarrollo de la Nación, Daniel Arroyo, y del gobernador Juan Manzur y todo su equipo, que siempre están pensando en quienes más los necesitan y buscando acercar soluciones concretas. Tucumán fue la primera provincia que propuso poder brindar la posibilidad de optar a las personas celíacas, algo similar a lo hace la tarjeta AlimentAR, para fortalecer la seguridad alimentaria, y el Gobierno Nacional no solo nos escuchó, sino que seguramente esto se proyectará en muchas otras provincias del país”.

Para concluir, y visiblemente emocionada, Rivas compartió: “Esta tarjeta está muy buena y nos ayuda muchísimo, porque a veces no contamos con la facilidad de compra, y ahora podremos ir al supermercado o la panadería a adquirir nuestros productos. Estoy muy contenta, y ahora puedo comprar todo lo que necesito, y hasta darme algún gustito, como las facturas aptas para celíacos que me compré hoy”.

Esta nueva modalidad de Proyecto Focalizado para Personas con Celiaquía sin obra social, del que Tucumán es pionero, reemplazará el antiguo método de entrega de premezclas y módulos, y las personas que ya están en el padrón tendrán la posibilidad de elegir por diversas opciones para su alimentación, adquiriendo los productos a través de la tarjeta que cargará mensualmente el Ministerio de Desarrollo de la Nación.

Compartir