Ley Micaela: concejales de la Capital se capacitaron sobre violencia de género

Una decena de concejales de San Miguel de Tucumán, participaron esta mañana en la sede del cuerpo deliberativo, de una capacitación sobre violencia de género, en el marco de la recientemente sancionada y promulgada adhesión a la Ley 27.499, conocida como Ley Micaela.

Acompañaron a los ediles, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin y la secretaria de la Mujer, María del Carmen Carrillo.

Al respecto, Yedlin indicó que “acompañamos a concejales de San Miguel de Tucumán que decidieron iniciar su capacitación sobre la Ley Micaela, que justamente viene a capacitar contra la violencia hacia la mujer a funcionarios”.

El ministro, explicó que “en lo personal, hemos recibido hace unos diez días la capacitación y uno siempre aprende; capacitarse en todos los ámbitos es bueno y esperamos que esto se multiplique”.

Consideró además que “será transformador que cada agente del Estado se capacite para que cuando esté en contacto con mujeres víctimas de violencia, pueda prevenirla y orientarla tempranamente”.

Yedlin aclaró que “el Estado es mucho más que los funcionarios, los ministros, gobernadores, concejales o legisladores; comprende a todos los agentes que tienen contacto con la población en los centros de salud, la escuela, la policía y esta Ley viene a dar herramientas, a sensibilizar a la gente, a dar oportunidades lógicas de detección y de derivación oportuna a quienes son víctimas de violencia”.

Contó que “desde la Secretaría de la Mujer se viene capacitando desde hace 5 años sobre esta temática y la Ley viene a sistematizar, darle otra escala y obligatoriedad”.

Añadió que “se está reglamentando la Ley y entiendo que el Ministerio de Gobierno y Justicia, el de Desarrollo Social, la Secretaría de la Mujer, la de Derechos Humanos van a ser de alguna manera los responsables de la articulación de esta capacitación que hay que hacerla siempre junto a otros”.

En ese sentido, mencionó a los “ámbitos académicos, las universidades, la sociedad civil, organizaciones sociales y de mujeres y convocar a todos los que estén dispuestos a ayudarnos para poder capacitar”.

Por su parte, Carrillo, destacó que la presencia de los concejales que participaron “es un gesto político importante con la decisión de los poderes Legislativo y Ejecutivo de adherir a la Ley Micaela, que es la forma de empezar a achicar las desigualdades y disminuir los altos índices de violencia que tenemos en la Provincia”.

Sostuvo que “se trata de un trabajo interinstitucional y hay que hacer un abordaje importante para bajar esos niveles y esto es una muestra clara. Hay que trabajar con todos los poderes y actores sociales, porque la perspectiva de género hay que incorporarla en todos los ámbitos para disminuir desigualdades que nos llevan a la violencia”.

Finalmente, manifestó que “este es un paso importante, de algo que ya veníamos haciendo desde el Ministerio, porque estamos convencidos de que el empoderamiento de la mujer tiene que ser prioridad en las políticas públicas”.

En tanto, la concejala Sara Assán, indicó que “entendemos la importancia de un Estado preparado para intervenir y ser útiles para las mujeres que son víctimas de violencia para que no perdamos ninguna más”.

Dijo que “La ideas es hacer un trabajo conjunto; los concejales somos los representantes barriales del municipio y tenemos un accionar territorial que nos permite tener contacto con otra gente. Ahora somos receptores de la información porque necesitamos saber qué es lo que vamos a llevar a cada barrio para capacitar a toda la población porque esto tiene que llegar a todas las casas”.

“Hay situaciones reales que pasan en los barrios, por eso hay que hablar con los vecinos y capacitar en cada casa sobre la violencia de género”, cerró.

Concejales participantes

Estuvieron en la capacitación, del Bloque Peronista: Assán, Gonzalo Carrillo, Ernesto Nagle, Emiliano Vargas Aignasse, José Luis Coronel, David Mizrahi y Alejandro Figueroa.

Por el Bloque Vamos Tucumán, participaron Luis Argañaraz, Agustín Romano Norri, Christian Petersen y Rodolfo Ávila.

Compartir