Desarrollo Social y la Caja Popular suscribieron un convenio en la nueva modalidad de Programa Focalizado Celíacos

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, suscribió este mediodía un convenio con el interventor de la Caja Popular de Ahorros, José Díaz, mediante el cual, la entidad crediticia repartirá las tarjetas prepagas y administrará la recarga de los fondos nacionales en el marco de la reconversión del Programa Focalizado de Celíacos.

Anteriormente, los beneficiarios con enfermedad celíaca y sin obra social, recibían a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, un módulo con premezclas de harinas especiales libres de gluten mientras que ahora, una vez que culminen los pasos administrativos, recibirán un plástico.

Acompañaron al ministro el secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro y la directora de Políticas Alimentarias, María Carolina Nacher.

Al respecto, Yedlin destacó aspectos de la Ley 26.588, sancionada en 2009, cuando el gobernador Juan Manzur era ministro de Salud de la Nación. La norma tuvo su modificatoria, Ley 27.196, en 2015.

“La norma apunta a garantizar derechos de las personas con celiaquía”, expresó el ministro.

Explicó que “uno de los artículos de la ley (el 11°) incentiva a la capacitación, al diagnóstico, a guías clínicas y ha ayudado a que en las provincias haya sets para diagnósticos serológicos”.

Indicó que la norma permitió articular a la industria para que los alimentos libres de gluten tengan una parte por millón en el Código Alimentario Argentino y para que haya listados de alimentos que permitan a los pacientes comer de manera más segura”.

Agregó que “ha generado que en todo el país haya equipamiento que Nación compró y distribuyó en su momento para poder certificar la producción de estos alimentos”.

Asimismo, subrayó que “al no haber medicamentos para la enfermedad celíaca, un artículo instaba al sistema de salud y a las obras sociales a darle un dinero a las familias porque gastaban más y se calculó en función de una dieta tipo que tiene que ver con consumo de frutas, lácteos, reemplazando las harinas, y eventualmente, la compra de harinas especiales”.

Manifestó que “el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación había generado para las personas que no tienen obra social, la entrega de módulos con premezclas de esas harinas especiales”.

Sobre la reconversión del sistema, Yedlin afirmó que “la Nación ha decidido implementar una primera experiencia en Tucumán, de darle a ese padrón de personas con celiaquía sin obra social, en vez del módulo, una tarjeta para que puedan comprar ya sea premezclas, o más carne o frutas”.

Finalmente, aclaró que no hay que anotarse ni registrarse porque es para la gente que ya está en el mismo padrón.

“Hoy iniciamos el vínculo formal para que la Caja Popular pueda mandar a imprimir las tarjetas, que la misma Caja entregará cuando Nación termine su trámite administrativo”, concluyó el ministro.

Por su parte, el interventor de la Caja Popular, señaló que “cuando se la necesita la Caja está presente, y las necesidades sociales de los tucumanos encuentran cobijo en la medida que la institución pueda poner sus recursos, que van desde lo económico y especialmente desde lo humano.

“Agradezco al ministro Yedlin de haber tenido en cuenta a la Caja Popular para participar en este tipo de acción y en el haber destacado la celeridad con la que la podemos llegar a hacer”, recalcó Díaz.

Señaló que “la Caja Popular ha brindado los servicios que se han podido durante la pandemia y esto es responder a la impronta de la esencia misma de la entidad, que es el Estado presente”.

Por último, Díaz explicó que las tarjetas “serán prepagas, por un monto determinado que establecerá Nación”.

Compartir