Estrategias para fomentar y garantizar la lectura en los niños, niñas y adolescentes

El 30 de diciembre pasado, el Ministerio de Educación de la Nación, a cargo de Nicolás Trotta, relanzó el Plan Nacional de Lectura, una iniciativa que apunta que la lectura literaria, recreativa, y no sólo la de los libros de texto, vuelva a tener espacio en las aulas, entre otros sitios. En este contexto, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, visitó el Hogar Eva Perón junto a funcionarios del Ministerio, llevando una donación de libros que se sumarán a la biblioteca de la institución que alberga a niños y niñas de 3 a 14 años.

La comitiva de funcionarios fue recibida por la directora del establecimiento, Mirta Medina, en tanto que acompañaron la legisladora, Sandra Tirado, y el propietario de la librería El Griego, Juan Manuel Frangoulis.

Al respecto, Yedlin manifestó: “Estamos felices porque en el poco tiempo de gestión de Alberto Fernández se notaron muchos cambios y de decisiones de ayudar a los que más necesitan.  Tomamos con mucha alegría este plan porque es dar un nuevamente impulso a la lectura,  una actividad que permite interactuar con otros, pensar, intercambiar experiencias, pero sobre todo es parte fundamental del desarrollo de los niños y niñas”.

“En este caso estamos promoviendo la lectura en el caso de los niños que están sin cuidados parentales, porque todos tienen que tener acceso a este derecho. Este gesto es para pedirles a los tucumanos que regalemos los libros que ya hayamos leído y no se estemos usando”, agregó.

“La gran apuesta de nuestra Argentina es la cultura, la educación y el trabajo”, aseguró.

Medina, por su parte, sostuvo que “la lectura es uno de los derechos fundamentales, que tiene que ver con la formación identitaria de cualquier niño y niña”. Posteriormente, manifestó su agradecimiento por la visita de los funcionarios y la donación de libros que se incorporarán a la biblioteca que ya tiene la institución.

Además indicó que “son espacios privilegiados para los chicos porque contribuyen a reforzar la escolaridad y a sentirse mejor, conocer y saber de otras realidades, otros mundos, jugar con la fantasía, todas cuestiones que los niños debe tener a esta edad”. En este marco contó que días atrás, adultos mayores tuvieron una jornada junto a los niños del hogar, durante la cual los primeros leyeron cuentos a los menores, entre otras actividades recreativas.

Tirado, en tanto,  indicó que “se trata de plantear la lectura como un derecho al que debe acceder todo niño, pero que además sirve para incentivar su desarrollo neurológico. Este programa significa que el Estado va a garantizar el acceso a libros en aquellos espacios donde no lo está. Que estén presentes esos libros en las escuelas y barrios, es muy bueno”.

Finalmente, en la misma línea que el resto de los presentes y del objetivo del plan, Frangoulis destacó que esta iniciativa implica recuperar derechos de la comunidad que, por decisiones políticas nacionales, se vieron cercenadas en los últimos cuatros años y “que nosotros, como libreros, no hemos compartido, porque es un retroceso de las producciones e industrias culturales”.

Por otro lado, y contrario a lo que piensa mucha gente, resaltó que la lectura aumentó en estos años: “Lo que ocurre es que actualmente hay una diversidad en las formas de presentación de la lectura. Los soportes y plataformas fueron cambiando. Hay que acompañar a las comunidades de lectores para que esa lectura vaya en aumento y evolucionando hacia otros modelos, recuperando, si se quiere, nuestra insignia de lectura, que es el libro”.

Durante la presentación del plan, Natalia Porta López, coordinadora, comentó que el objetivo es recuperar el derecho a la lectura y que se buscará llegar a 10 millones de niños y adolescentes de niveles primario y secundario. Agregó además que habrá un consejo asesor encargado de decidir los libros a editar y que el Estado a va a desarrollar contendidos digitales, en línea con los nuevos hábitos de consumo cultural.

El Ministerio de Desarrollo Social informa a la comunidad que todas aquellas personas que deseen donar libros, podrán hacerlo en el Ingenio Cultural de avenida Sáenz Peña y San Lorenzo.

Con Lichtmajer

Previamente, Yedlin mantuvo un encuentro con el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, con quien acordó llevar adelante un trabajo interministerial durante el verano.

«Junto al ministro Yedlin preparamos el inicio de las actividades de verano en Tucumán: arte, recreación y lectura», destacó el titular de la cartera educativa.

Lichtmajer indicó que «en la gestión de Juan Manzur, el trabajo interministerial es fundamental para que las vacaciones sean también aprendizaje y contención».

 

Compartir