Yedlin: “Cambiará este modelo especulativo y financiero y se pondrá en marcha otro productivo”

A días de producirse el cambio de Gobierno Nacional, y con las esperanzas depositadas en la nueva gestión que tendrá como referente a Alberto Fernández, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, dialogó con radio Del Plata, 93.9, donde mostró su preocupación por los índices de pobreza que dio a conocer la UCA y admitió que el trabajo para salir de la crisis que deja Mauricio Macri será largo y difícil, pero se mostró convencido de que la situación va a cambiar. Aseguró que la prioridad serán las personas y le restó importancia a los nombres que integraran el Gobierno Nacional, ya que, lo importante, dijo Yedlin, son las políticas de Estado. Finalmente, destacó la labor del gobernador Manzur.

El Gobierno de Cambiemos termina su mandato con el escalofriante índice de pobreza en 40,8%, lo que alcanza a 16 millones de personas, según informó el Observatorio de la Deuda Social de la UCA. “Son cifras que duelen pero no sorprenden”, sostuvo Yedlin. Agregó que, aunque es una cifra que se esperaban, genera mucha tristeza y dolor. En este sentido dijo que “a pesar de que el 10 se va Macri, queda la pobreza, la deuda, la desocupación y el hambre”.

Posteriormente aseguró que “lo que va a cambiar es la orientación hacia dónde vamos y, a medida que vayamos transitando, no tengo duda de vamos a ir mejorando, aunque va a llevar su tiempo. Va a cambiar este modelo absolutamente especulativo y financiero y se va a poner en marcha otro productivo, que apunte a la generación de trabajo y al cuidado de la gente. Se va a priorizar el cuidado de la gente en la búsqueda de oportunidades”.

Por otro lado, consultado sobre el programa “Argentina contra el hambre”, del que participan representantes de movimientos sociales, de la academia, organizaciones barriales, representantes religiosos, empresarios, entre otros, el funcionario manifestó que “claramente no todos eran del mismo espacio político, sin embargo, entendiendo que el hambre es una injusticia para todo el pueblo, todos tienen la voluntad de colaborar y de trabajar para revertir esta situación”.

Uno de los estandartes del programa antes mencionado, es el futuro nuevo ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, una persona idónea y muy preparada para ocupar ese cargo, aseguró Yedlin.  “A lo largo de los cuatro años del Gobierno de Macri, los ministros de Desarrollo Social no fuimos recibidos por Carolina Stanley, (titular de la cartera social nacional). Eso, con Daniel (Arroyo), va a ser distinto para todos, ya que conoce mucho en materia social y en cuestión de políticas sociales y es una persona abierta al diálogo”.  Sobre las primeras medidas que se tomarán, dejó en claro que serán asistenciales debido a la situación crítica que atraviesan gran cantidad de personas.

Consultado sobre las especulaciones que hablaban de que funcionarios del Gobierno Provincial podrían integrar el gabinete Nacional, el Ministro comentó: “Somos un espacio político con personas de mucha trayectoria y preparación, pero lo importante acá no son las personas, sino las políticas que se implementen y que la gente designada sea la adecuada para cada área. Más allá de quienes conformen el nuevo Gobierno, todos tenemos espacios de gestión y representatividad y desde ahí tenemos que aportar. Estoy absolutamente seguro que las políticas van a ser las adecuadas para los argentinos”.

A partir de la muy buena relación entre el presidente electo, Alberto Fernández, y el gobernador, Juan Manzur,  Yedlin confía en que Fernández cumplirá su palabra de trabajar con los gobernadores y tiene la certeza de que “los tucumanos vamos a tener los recursos y las oportunidades que se nos negaron a lo largo de estos  cuatro años”.

En otro sentido, el Ministro destacó la labor de Manzur en lo que respecta a las políticas internacionales y de “llevar Tucumán al mundo”, y por otro lado, la idea de la convivencia y la pluralidad que caracteriza al Gobernador en su relación con representantes de diferentes religiones y espacios. Al respecto, sostuvo que “la diversidad enriquece y es muy positivo que en esa diversidad podamos armar un Tucumán plural, progresista y en paz”.

Finalmente dijo que “vamos a seguir cuidando a las familias y a la gente que necesita”, pidió estar orgullosos de Tucumán y, en vísperas de las fiestas, les deseó a los tucumanos un año de paz, alegría y unión.

 

 

Compartir