Los jóvenes interpelaron paradigmas en el emotivo y exitoso Club TedEd Ingenio Cultural

Un auditorio colmado, mucha emoción, pero también espacio para la reflexión, dejó el segundo Club TedEd Ingenio Cultural, que se desarrolló el centro Cultural Eugenio Flavio Virla.

Organizado en conjunto por la Fundación Cuidarte, el Ministerio de Desarrollo Social a través del Ingenio Cultural y el aporte de la Secretaría de Extensión Universitaria, el encuentro contó con la participación de 12 jóvenes quienes, en forma amena y directa, reflexionaron sobre variados temas como la adultez, la militancia, la educación, la historia, el medio ambiente, movimientos culturales y musicales, entre otros, vinculados siempre a un espacio de interpelación a la sociedad.

Coordinados por Tamara Yedlin y Alejandro Santucho, expusieron Ana Sophía Moreno, Martina Kristal, Aylén Paez, Mauro Stazzonelli, Camila Cruz Contreras, Sofía Schugurensky, Gastón Stazzonelli, Solana Urueña, Imanol Angles, Tiziano Sotelo, Martín Zang y Tomás Mileguir.

Al respecto, la coordinadora del Ingenio Cultural, Susana Robles, señaló que “el Ingenio Cultural es un dispositivo que tiene como propósito acercar los bienes culturales y permitir expresar y transmitir ideas”.

Sobre ellas, agregó que “si bien después hay que materializarlas, poderlas comprender es muy importante y esta fue una oportunidad para que los jóvenes puedan expresarlas y cuestionarnos a nosotros”.

“Los jóvenes de hoy tienen diferentes miradas del mundo y maneras de observar y plantear las asimetrías para buscar la solución”, reflexionó Robles.

A su turno, Santucho manifestó que “fue un proceso que requiere mucho trabajo por parte de los chicos, aprender a investigar y buscar fuente para respaldar sus ideas. Tienen una mirada crítica con ideas para transformar el mundo y que se puedan replicar”.

Luego, Tamara Yedlin dijo que “queremos que los jóvenes sigan pensando; todos los que participaron y concurrieron tuvieron algo para llevarse, como encontrar un interés nuevo, un nuevo punto de militancia, un nuevo llamado a la acción para replicar en su comunidad o una nueva manera para enseñar en las aulas: todos aportaron”.

“Club TedEd es una pequeña muestra de que los grandes movimientos que modifican la cultura, son de jóvenes”, concluyó.

Al encuentro, concurrieron, entre otras personalidades, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, la coordinadora de Cultura de la Secretaría de Extensión Universitaria de la UNT, Claudia Epstein; el secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones, Matías Tolosa; el secretario de Gestión Administrativa, José Gandur; el subsecretario de la Unidad Ejecutora de Programas y Proyectos Sociales, Guillermo Socolsky y el subsecretario de Monitoreo Institucional, Gabriel Zang, entre otros funcionarios del área social.

Testimonios de jóvenes protagonistas

Martín Zang: “Fue una experiencia muy linda, me llevo nuevos amigos y pude aprender mucho. De chico pensaba que era muy divertido el cubo mágico que me parecía algo diferente, agradezco a los organizadores por estos cuatro meses de prácticas y esta charla que fue impresionante”.

Sophía Moreno: “Esta experiencia nos da la sensación a los jóvenes que por fin podemos ser escuchados y nos permite compartir una idea propia, desde lo más profundo. Yo me referí al sistema educativo donde ocurren algunas situaciones injustas y lo preparé sobre la base de mis experiencias y de mis pares y las charlas fueron dirigidas a los adultos para que le lleguen los mensajes”.

Compartir