Empoderamiento de las economías regionales en los Valles tucumanos

Parte del equipo de Economía Social y Solidaria del Ministerio de Desarrollo Social, encabezado por su referente Miguel Cerviño, junto a la directora del área, Alejandra Castro, visitó a emprendedores tucumanos en El Mollar.

La jornada incluyó una parada en la fundación Lazos de Esperanza, que nació hace 4 años y está conformada por voluntarios y Marisa Gálvez, su presidenta. La organización tiene como objetivo fortalecer y promover el desarrollo productivo de la zona, el turismo, la salud, y todo lo que contribuya al crecimiento de la comunidad.

Además, la comitiva visitó una muestra del grupo local Amancay, que realizan trabajos en lana y madera, y quienes recibieron desde la cartera social, maquinarias por un monto de $900.000.

Al respecto, Cerviño expresó: “Teníamos muchas ganas de visitar a los emprendedores de El Mollar, y en este caso en particular hicimos entrega de maquinarias con la intención de fortalecer a una fundación local que trabaja muy bien. Esto es parte de un proceso de apoyo de la cadena de valor de la lana, en todas sus etapas, desde que se esquirla la oveja, pasando por el ovillado, hasta las confecciones de las prendas».

«Lo importante es, como siempre nos lo pide nuestro gobernador Manzur y el ministro Yedlin, cuidar y potenciar el trabajo de los emprendedores locales, para que aumenten su producción y mejoren la calidad. Además, también tenemos pensado capacitar en diseño y comercialización, para que los artesanos locales tengan mejores oportunidades”, remarcó el funcionario.

Por su parte, Gálvez agradeció el acompañamiento del Ministerio, y agregó: “Es muy bueno que desde el Estado se promueva la economía regional, ya para nosotros fue un logro importante poder nuclearnos, y ahora gracias a Desarrollo Social podremos continuar creciendo. Lo importante es que las personas que necesiten de una mano, como nos pasó a nosotros, sepan que pueden contar con el Gobierno y que cuando se tiene sueños y proyectos, lo importante es no renunciar y perseverar, que con paciencia todo llega”.

Para terminar, Daniel Centeno, voluntario de la fundación e integrante de Amancay, compartió: “La verdad que las máquinas que recibimos hoy nos ayudarán de mucho para mejorar e incrementar nuestra producción, ya que con los bastidores y telares el trabajo con artesanías se hace más fácil. En este taller trabajan las artesanas en la cuestión de tejido, y yo contribuyo con las manufacturas en madera. Si bien desde Desarrollo Social nos venían acompañando, esta es la primera vez que recibimos maquinarias, y la verdad que, como les mencionaba anteriormente, nos serán de mucha utilidad, por lo que solo tengo palabras de agradecimiento”.

La Subsecretaría de Economía Social y Solidaria apunta a realizar acciones de promoción y asistencia técnica para el desarrollo económico productivo de personas y grupos de una comunidad, en vistas a mejorar la calidad de vida familiar y comunitaria.

Compartir