El Estado y la Iglesia fortalecen la articulación ante la crisis social

Ante la preocupación por la situación alimentaria que vive el país, se realizó una reunión de trabajo entre el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin y el secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro, con el arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez.

Participaron, además, la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Sandra Tirado; el secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones, Matías Tolosa y otros miembros del gabinete social, como así también representantes de Cáritas y eclesiásticos.

En relación al reciente pedido de las provincias peronistas al Gobierno Nacional de declarar la emergencia alimentaria, Iglesia y Estado, mantuvieron un encuentro de diálogo.

Al respecto, Yedlin expresó: “Estamos muy agradecidos con Monseñor Sánchez, que ha podido darse el tiempo de juntarse con nosotros y analizar las dificultades alimentarias, en el marco del reclamo generalizado, con posibilidad de tener recursos para ayuda a la gente. Cuando uno habla de emergencia alimentaria, se refiere a que hayan recursos reales y concretos, que lleguen a todos los dispositivos y que aseguren que la gente más humilde y con mayor necesidad, no pase hambre”.

“En este contexto, la Iglesia es un actor fundamental, que incluso lo ha manifestado en el episcopado la misma preocupación. Todos estamos reclamando a Nación que declare la emergencia alimentaria, pero para que se generen las oportunidades de acceder a recursos. Necesitamos otra Argentina, con otras oportunidades, con un modelo económico diferente, en donde comer no sea un privilegio. En estos cuatro años, hemos tenido un trabajo muy sólido con la Iglesia, a través de Caritas, que sin dudas es una institución con mucha presencia y acompañamiento social. Queremos que esta articulación se fortalezca aun mas en la próxima gestión”, agregó el ministro

Por su parte, Navarro manifestó: “Agradezco al Arzobispo y al Ministro por el encuentro. Estamos en una etapa de cierre y evolución de estos últimos años. En este tiempo, hemos articulado mucho con la Iglesia, a través de Caritas, con más de 1.500 chicos que están contenidos en diferentes dispositivos. La Iglesia ha declarado la emergencia alimentaria, y queríamos expresar cuál es el acompañamiento que viene realizado el Gobierno en materia de seguridad alimentaria”.

Asimismo, destacó: “Esta situación es la respuesta al desastre económico que han generado las políticas económicas nacionales. En este sentido, las provincias nos hicimos cargo de acompañar a quienes más lo necesitan. Por esto, hoy queríamos visitar al Arzobispo y dialogar sobre cómo ha sido el abordaje y fomentar  la articulación”.

Levantar la mirada

A su turno, Sánchez resaltó: “Todos somos testigos de esta crisis. Los tucumanos nos damos cuenta y vemos cada vez más gente en la calle, con mayores necesidades alimentarias. La pastoral social del Episcopado ha solicitado la emergencia alimentaria y nutricional. Debemos levantar la mirada y ayudarnos mutuamente, sobre todo a quienes más lo están necesitando”.

Por último, compartió: “En este momento de crisis, hay mucha gente trabajando, organizaciones sociales, Estado y la Iglesia, todos involucrados en acompañar a quienes más lo necesitan. Debemos dignificarnos, considerar al otro como mi hermano y  ayudarnos mutuamente. En tiempo tan duros, no debemos ensimismarnos, sino levantar la mirada y ayudar a mi hermano”.

Compartir