Yedlin: “Las cocinas comunitarias son parte de las organizaciones que lograron mantener la paz social en Tucumán”

Como resultado de la  iniciativa de Desarrollo Social, de destacar a una cocina comunitaria por mes, se lleva a cabo el proyecto de “Cocinas Itinerantes”, que busca conformar una base de recetas nutritivas y accesibles realizadas por estos dispositivos.

En esta oportunidad, la cocina “Emanuel, Luz y Vida”, del Barrio Independencia, fue elegida como la itinerante de del mes de mayo, por lo que podrá exponer las recetas que diariamente lleva a cabo para las familias del lugar. Visitaron el espacio, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, junto al secretario de Articulación de Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro.

Al respecto, Yedlin expresó: “Visitamos este espacio, una cocina muy linda, con una dueña de casa muy solidaria. En este lugar, se destaca la particular de que son muchos los hombres que participan, lo cual no es convencional. Es muy bueno ver como todos los involucran, pese a todas las dificultades que vivimos, ver a todos solidarios y parte del proceso, es una gran alegría”.

“Son estas organizaciones las que han logrado mantener la paz social en Tucumán, así que un agradecimiento enorme a todas estas familias involucradas con la realidad social, y a nuestro gobernador que provee de los recursos necesarios para que esto funcione”, agregó el ministro.

Por su parte, Navarro destacó: “Visitamos esta cocina, que le tocó en este mes ser la itinerante, es decir un espacio que se capacita y forma, y de esta manera, pueden transmitir saberes a las familias que reciben. Esta cocina será la que podrá difundir sus recetas económicas, accesibles y nutricionales a toda la comunidad. La idea es poder desarrollar un gran recetario accesible para poder ayudar a más gente. Por esto y más, siempre digo que las cocinas comunitarias son verdaderas organizaciones ocupadas y preocupadas por sus comunidades. En un momento de crisis, con políticas económicas de un fracaso absoluto, estos espacios son fundamentales para salir adelante”.

Por último, Daniela, encargada de la Cocina compartió: “Somos una gran familia de 20 integrantes. Diariamente recibimos a más de 150 comensales, en el caso que el dinero no les alcanza al grupo familiar, los ayudamos con un plato de comida. Hay muchas mamas, que con el ahorro que logran a través de las cocinas comunitarias, han podido comprar cosas para sus hijos y casa. Con un aporte de $20 compramos carne, condimentos y verduras, además del gas. Las que puedan, aportan un poco más para los gastos típicos de una cocina. Tenemos algunas más que tienen muchos hijos, y la verdad es que, si no es de esta manera, es imposible para ellas. No podríamos sostener este momento de otra manera, así que muy agradecidas por el acompañamiento de Desarrollo Social”.

Atentos al momento económico que vive el país, el Ministerio de Desarrollo Social acompaña diariamente a las más de 100 cocinas comunitarias que funcionan en la provincia, en pos de garantizar la seguridad alimentaria de las familias más vulnerables.

Compartir