Los comedores escolares garantizan la seguridad alimentaria en las escuelas

Comenzó el ciclo lectivo 2019 y los comedores escolares, que funcionan en más de 900 escuelas en la provincia, ya se encuentran funcionando. El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, visitó la escuela Dr. Miguel Lillo, ubicada en barrio El Bosque, donde participó de la apertura simbólica de los comedores.

Acompañaron, el secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro, la directora de Políticas Alimentarias, Carolina Nacher, la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Sandra Tirado, otros referentes del Ministerio de Educación y la cartera social, junto a autoridades del establecimiento educativo y colaboradoras del comedor.

Al respecto, Yedlin expresó: “Queríamos visitar al comedor de esta escuela en su primer día. Esto refleja la gestión de nuestro Gobernador, que pudo dar inicio en tiempo y forma al ciclo lectivo 2019. Cuando uno ve lo que está pasando en otras provincias, entendemos la diferencia en la correcta administración de la nuestra, a través de un modelo que funciona, con paritarias, incorporación de RR.HH. y políticas públicas que generan trabajo, por mencionar algunos de los ejemplos. Está claro que los chicos vienen a la escuela a estudiar, pero Desarrollo Social trabaja en los comedores de estas instituciones para garantizar su seguridad alimentaria”.

Por su parte, Navarro destacó: “Visitamos esta escuela con mucha alegría, porque refleja el inicio de las clases y ese entusiasmo se nota en los chicos. Queríamos acompañarlos, y en lo que nos compete desde Desarrollo Social, continuar fortalecimiento los comedores escolares a lo largo y ancho de la provincia, pensando siempre en quienes más lo necesitan. Estamos muy comprometidos, y este año nos espera un gran desafío, con comedores en más de 900 escuelas. Se han incorporado alrededor de 100 escuelas en relación al periodo 2018, y también se han modificado las prestaciones en la mayoría de ellas. Lo importante es que las clases han comenzado y con ellas, mas de 200 mil chicos tienen garantizada la seguridad alimentaria”.

También, Tirado resaltó: “Estamos muy contentos de visitar esta escuela, que ha podido incorporar entre sus prestaciones el almuerzo y esto es muy importante para el cuidado de los chicos, tanto para los niños que asisten al turno mañana como al de la tarde. Entre los derechos que debemos garantizar, el de la Educación es uno de los primordiales, porque tiene que ver con su crecimiento, organización familia, futuro y desarrollo, por eso la buena alimentación es fundamental en esta etapa, y el hecho de poder brindarles alimentación saludable en el ámbito educativo es esencial”.

A su turno, la directora del establecimiento, Marisol Rodríguez Calvo, explicó: “Nuestra institución cuenta con dos turnos, mañana y tarde, con una matrícula de 600 alumnos aproximadamente.  En esta ocasión, nos visitó el ministro Yedlin junto a su equipo, porque gracias a su apoyo, desde el año pasado contamos un comedor escolar. Esto ha sido muy positivo para la comunidad de la escuela, que recibe a niños de barrios muy vulnerables. Al principio fue un gran desafío para nosotros, ya que son muchos niños, y estamos muy agradecidos al Estado y a las mamas que colaboran con este proyecto”.

Para finalizar, una mamá que colabora en la cocina del comedor, agregó: “Quiero agradecer al Gobernador y al Ministro, que pusieron sus ojos en esta escuela, que se ubica en una zona muy marginal de nuestra provincia. La verdad es que son muchos los niños que vienen cerca y a veces no tienen garantizada su alimentación. Estamos rodeados de barrios muy humildes, con muchas necesidades, y este comedor es un gran alivio para las familias. Como les decía, estamos muy agradecidas porque, a pesar de estar atravesando por tiempos difíciles, estamos acompañados por un Gobierno que nos cuida”.

Los comedores escolares forman parte de un programa de la Dirección de Políticas Alimentarias del Ministerio de Desarrollo Social, en articulación con el Ministerio de Educación, y tienen como objetivo principal complementar la alimentación de los niños y adolescentes que concurren a las escuelas públicas primarias de la Provincia.

Compartir