Manzur prioriza acciones para el cuidado de la infancia

El gobernador Manzur, junto al ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, visitó el Hogar de Hermanos de Yerba Buena, para interiorizarse sobre el avance de obra. El espacio, que funciona bajo la órbita de la cartera social, será destinado a grupos de hermanos que, por determinación de la justicia, han sido separado de su núcleo familiar.

La obra de remodelación, a cargo de la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU), tiene prevista su finalización para el mes de julio, y busca conservar el valor patrimonial de la casa.

Acompañó a los funcionarios, el titular de la DAU, Freddy Quinteros.

Al respecto, Manzur expresó: “Estamos frente al legado que nos dejó un gran benefactor que tuvo Tucumán, Alfredo Guzmán. Valiosísimas propiedades quedaron al beneficio de los tucumanos y esta casa es parte de esa única herencia. La obra está orientada a cuidar el patrimonio histórico, preservando cada detalle, y asimismo convertirá en un hogar para hermanos, que por disposición de la Justicia han sido separados de sus familias hasta tanto se resuelva la situación de vulnerabilidad”.

“Actualmente tenemos grupos de hermanos que se alojan por separado en diferentes Institutos y Hogares que coordina Desarrollo Social. Con este espacio queremos brindarles la posibilidad a estos niños y niñas para que puedan estar juntos. Hay que cuidar el futuro, y no hay mejor manera de hacerlo que a través de la atención de nuestros niños”, agregó el gobernador.

Por su parte, Yedlin compartió: “Estoy convencido de que este hogar va a ser el aporte más importante de mi gestión a la Provincia. Es una obra transformadora desde lo conceptual, porque vamos a poder cuidar a los hermanos que, por disposición de la justicia, deben ser separado de su núcleo familiar. Vamos a poder alojarlos juntos en esta casa, hasta tanto se resuelva su situación legal”.

Además, explicó: “Esta obra es un reflejo concreto del compromiso provincial con el bienestar de los tucumanos, y principalmente, con el cuidado de los más vulnerables en un momento tan crítico como el que vivimos, en donde necesitamos que el Gobierno Nacional apunte la economía hacia los grupos más vulnerables. Lo que determina la crisis social, es la crisis económica, y estamos frente a un modelo económico que trabaja con la especulación y lo que necesitamos es un gobierno que apueste al trabajo genuino. Sin embargo, en Tucumán hemos priorizado desde primer momento mantener el cuidado de quienes más lo necesitan”.

Por su parte, Juan Logusso, arquitecto asesor del Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de la supervisión de obra, expresó: “Estoy enfocado sobre todo en poder destacar el valor patrimonial del lugar. Este es un edificio histórico de la provincia, y queremos mantener la su valor histórico. Pero además, también debemos atender la funcionalidad que debe tener el espacio, ya que queremos que sea un hogar para grupos de hermanos, y esto implica un trabajo especial”.

Por último, destacó: “Estamos frente a un nuevo paradigma de cuidado, y este lugar dejó de ser una casa de verano, para convertirse en un hogar para grupos de hermanos. La obra está en un 50% de avance, y se espera que en los próximos meses progrese rápidamente para finalizarla en julio”.

El edificio, que antiguamente funcionaba como colonia de vacaciones para los niños que estaban alojados en la Casa Cuna, es remodelado con financiamiento provincial, y albergará alrededor de 50 hermanos.

Compartir