Niegan que falte agua en el Instituto Roca

Eliana Galera, subdirectora a cargo del Instituto Roca, dispositivo del Ministerio de Desarrollo Social que se encarga del cuidado de menores en conflicto con la ley penal, se refirió a los dichos de la madre del adolescente de Bella Vista que mató a su abuelo.

Al respecto, la funcionaria expresó: “Carolina Marza, mamá del adolescente de 17 años que se encuentra alojado en nuestra institución desde el domingo pasado, declaró para La Gaceta que su hijo no se encontraba en óptimas condiciones, y quiero desmentir rotundamente sus dichos. Si bien tuvimos un inconveniente con el agua desde el 31 al 1 de enero, debido a que se rompió la bomba de la cisterna, pudimos repararla y purgar todas las cañerías para reestablecer el servicio”.

“No es cierto que existe un faltante de agua en el edificio o que los chicos se encuentran privados de ella, sino que tuvimos un problema y ya lo solucionamos. Además, también quiero desmentir que las personas que se encuentran alojadas en la institución reciben botellas de agua para bañarse, ya que los chicos utilizan las duchas del edificio recientemente refaccionado”, agregó Galera.

Además, la subdirectora dejó en claro que las botellas de agua que reciben los internos son para saciar la sed, debido a las altas temperaturas, y que provienen de un dispenser de agua fresca y son suministradas por operadores convivenciales.

Para finalizar, Galera se refirió a las acusaciones de Marza por un supuesto faltante de colchones: “En el Instituto Roca no tenemos escasez de colchones, solo que a veces algunos chicos le quitan a otros sus unidades o bien las rompen. Constantemente estamos controlando esto y además reparamos y sustituimos colchones según corresponda. Quiero aclarar que si bien tenemos una reserva de unidades estimada para el ingreso de los chicos y depende también del área en la que se encuentre el menor, todos los días relevamos la cantidad de personas pensando en su bienestar y comodidad, y en el caso puntual del adolescente que mató a su abuelo, desmintió que haya sufrido la falta de colchón”.

“Por el material ignífugo de nuestros colchones, al igual que las colchas y sábanas, no podemos utilizar las unidades comunes, y constantemente estamos comprando lana y líquido antincendio para reparar los colchones que los chicos rompen, para así prevenir que puedan prenderles fuego”, compartió la funcionaria.

 

Compartir