¡Ganaron todos!

Ni el paisaje frio, nublado y lluvioso fue óbice para celebrar la excelente jornada que se vivió en Yacht Club de El Cadillal, en la 2º edición del Nadando por la Inclusión.

La actividad, articulada entre el Ministerio de Desarrollo Social y la Fundación Cuidarte, propone, mediante una travesía de aguas abiertas, que personas con y sin discapacidad puedan compartir una justa participativa en las aguas del lago tucumano.

“Por las condiciones climáticas, propuse cambiar de fecha, pero recibí una respuesta de los organizadores, dijeron que no querían posponer, querían dar este mensaje, si pueden nadar en aguas abiertas un día de lluvia, cuántas cosas más pueden hacer. Es admirable la resiliencia, la fuerza y la alegría que tienen estos chicos y sus familias, y los demás podemos tomar esto como ejemplo para otras cosas de nuestras vidas”, expresó emocionado el ministro Gabriel Yedlin, luego de saludar a los 25 nadadores que se animaron a desafiar la lluvia y el frío.

El funcionario agregó que “estamos muy contentos y agradecidos de poder organizar este evento con la Fundación Cuidarte. Las personas con discapacidad junto a sus familias que estuvieron presentes nos dieron un gran ejemplo del tipo de sociedad inclusiva que queremos e impulsamos desde nuestro Ministerio”.

Nadando por la Inclusión es una iniciativa conjunta de Desarrollo Social y la Fundación Cuidarte, que preside Susana Robles, pero tiene, además, un gestor inclaudicable como el profesor Gabriel Marañón.

“A pesar del clima, salió una mañana fantástica, más que soñada y esto no hubiera sido posible sin la colaboración del Ministerio de Desarrollo Social y la Fundación Cuidarte, que fueron impulsores para que esta actividad se pueda realizar. Vamos a seguir trabajando para que esto siga creciendo a nivel regional y porque no a nivel nacional”, indicó el joven.

Marañón, quien es el director de los Talleres Protegidos del Sagrado Corazón de Jesús, lleva adelante una importante tarea, que incluye la articulación entre organizaciones de la sociedad civil y el Estado, en pos de una sociedad más inclusiva.

También estuvo presente el director de Discapacidad, Hugo Jovanovics.

Expectativas superadas

La Fundación Cuidarte tuvo un rol preponderante en la organización y difusión del evento. Su presidenta, Susana Robles, destacó que “este año fueron superadas nuestras expectativas, sentimos que todos estamos incluidos y todos hemos ganados en esta actividad, demostrando que somos capaces de luchar contra todas las adversidades. Es un privilegio formar parte de éste Ministerio y de la Fundación Cuidarte, sentir el apoyo y el trabajo conjunto de mis compañeros para lograr la inclusión y ver que las cosas salen muy bien como el día de hoy son cositas muy lindas”.

Finalmente, la secretaria de la Fundación, Claudia Epstein, aseveró que “fue un éxito en cuanto a cantidad de nadadores y lo importante es que participaron personas de todas las edades, con y sin discapacidad; fue una clara muestra de inclusión. Estas actividades generan en la comunidad muchas ganas colaborar y ser parte de esto de una forma voluntaria y ellos mismos son capaces de generarse un espacio.”

Testimonios de los participantes

Participantes, profesores y dirigentes recibieron diplomas, medallas y trofeos luego de la travesía. Hubo mucha emoción, no sólo por el esfuerzo puesto de manifiesto por los nadadores, sino por la camaradería que imperó en el Yacht Club.

Máximo Nicastro, acompañado por su padre, señaló que “estoy muy contento por la participación, yo nadé con el corazón, di lo mejor de mí y los mejor para mi gente, me siento orgulloso de lograr mis objetivos, y llegar a la meta final. Mucha gente me acompaña en las buenas y en las malas y quiero agradecerles.”

A su turno Nicolás Ferreira, de la escuela de Natación Adaptada, Las Toninas, señaló que “la verdadera inclusión se ve acá, y que desde el ministerio tomen como una política de estado este acompañamiento a las personas con discapacidad es lo que necesitamos para crecer y ser una mejor sociedad.”

Para finalizar, Guadalupe García, dijo: “Es una gran ayuda desde el Ministerio y la Fundación Cuidarte para que se nos reconozca con orgullo y que la gente vea que nosotros podemos superarnos sin caer en la victimización ni en la lástima, sino que deben alentarnos y estar presentes con nosotros”.

Cabe destacar que los trofeos fueron diseñados por el artesano y emprendedor José Borquez.

Compartir