Norberto Puzzolo dejó su sello en el Ingenio Cultural

Una vez más, el Ingenio Cultural fue el escenario elegido para recibir a una reconocida figura, en este caso el emblemático artista plástico y fotógrafo Norberto Puzzolo, quien visitó las instalaciones del Ingenio Cultural y compartió experiencias sobre la historia artística de nuestra provincia y el movimiento colectivo “Tucumán Arde”.

Además, el artista ofreció una charla taller para alumnos y jóvenes estudiantes de Bellas Artes, Cine y Fotografía, entre otros.

Durante el encuentro, Puzzolo estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, junto a otros funcionarios de la cartera social y la UNT.

Al respecto, Yedlin expresó: “Para nosotros es un placer recibir a Norberto, y queríamos aprovechar para mostrarle a uno de los mejores artistitas contemporáneos nuestro querido Ingenio. La idea de este tipo de encuentros es que nos ayuden a pensar, que nos oriente sobre el lugar, para que sea un espacio de encuentro, de creación de obras colectivas y se convierta en referencia cultural para nuestra provincia. Tucumán es una potencia cultural en el Norte Argentino y necesitamos exteriorizar y construir este tipo de espacios”.

“Norberto tenía 18 años cuando le toco atravesar un momento muy difícil del país, y acompaño y fue parte del movimiento de Tucumán Arde, por eso hoy decidimos hacerlo interactuar con nuestros jóvenes, para que pudiera compartir su rica experiencia”, agregó el ministro.

Por su parte, Puzzolo manifestó: “Estoy muy emocionado de estar acá, para mí es muy grato charlar con jóvenes, compartir mis anécdotas con ellos y aportarles algo a su formación. Me invitaron porque se celebra el aniversario número 50 de la obra Tucumán Arde, que consistía en un grupo de artistas plásticos que pudieron realizar un aporte a la lucha social de la época, dejando de lado el confort en sus talleres, para salir a la calle a sumar desde lo artístico”.

Además, resaltó: “Siempre es importante que nos ubiquemos en el momento en que vivimos y tenerlo muy presente, por eso les decía a los chicos que debemos valorar que hoy vivimos en democracia. Me encantó recorrer el Ingenio Cultural, porque es un lugar con un potencial increíble, que tiene la posibilidad de integrar acciones de todo tipo en un espacio muy inclusivo”.

Por su parte, Bruno Juliano, profesor de la Escuela de Bellas Artes, compartió: “La verdad fue una experiencia muy enriquecedora para los alumnos, porque vienen estudiando sobre movimientos artísticos de finales del siglo XX y principio del XXI, y sobre todo porque pudieron escuchar en primera persona este testimonio sumamente enriquecedor”.

Por último, Camila Dantur, estudiante de la Escuela de Bellas Artes, exteriorizó: “Estoy trabajando en una monografía justamente en este tema, así que cuando me entere quise participar automáticamente. También soy parte de un movimiento estudiantil que pone mucho el cuerpo para garantizar derechos, y haber escuchado a una eminencia como Puzzolo contar cómo fue su juventud, todo lo que pudo hacer en ese momento tan duro, es muy admirable. En varias ocasiones, sus relatos me pusieron la piel de gallina sus relatos, fue una experiencia única”.

Cabe mencionar que la coordinación artística estuvo organizada de manera conjunta entre el Ministerio de Desarrollo Social, con su par de Educación y la Secretaria de Extensión de la Universidad Nacional de Tucumán.

Compartir