Castiñeira de Dios: “La acción cultural ha sido jibarizada por esta gestión nacional”

José Luis Castiñeira de Dios ha marcado una época en torno a los nuevos movimientos musicales que asomaron a principios de los 70. Hombre de ciencia, del arte, de la literatura y del cine, heredó el espíritu de su padre, el célebre poeta José María, y cultiva una mirada social cuyo eje es la equidad como base, con una histórica militancia en el peronismo, que le costó el exilio en los años de plomo.

Con el compositor santafesino Carlos Guastavino como una de las referencias, muy cercano al recordado Waldo de los Ríos y amigo del tucumano Miguel Ángel Estrella, Castiñeira de Dios revolucionó la música creando Anacrusa, un compendio de excelencia en el que acercó el folclore a la fusión y sin temor, se animó a amalgamarlo a otros ritmos como el jazz o el más próximo tango.

Invitado por el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, el notable compositor, escritor, antropólogo y cineasta, visitó el Ingenio Cultural y compartió una charla con mujeres que participan de los talleres de canto del programa Ellas Hacen Tucumán. Además, dialogó con jóvenes músicos tucumanos y visitó la Sala de Ensayos del espacio, donde recibió con emoción, la noticia que será bautizada con el nombre de su padre.

“Es una iniciativa muy significativa en un momento nacional tan complejo. Un honor para la memoria de mi padre, que fue una de las grandes personalidades de la cultura argentina del Siglo XX, con una obra poética y política de gran dimensión”, deslizó el artista.

Luego de recorrer el Ingenio, Castiñeira de Dios definió a la iniciativa como “un proyecto espléndido”. “Es un espacio notable dentro de la ciudad, disponer de este lugar es un privilegio. Espero que apoyen y fomenten su desarrollo, porque esto será un gran atractivo y polo cultural de referencia para la Provincia. Un lugar de convocatoria, un punto de encuentro, pero sobretodo, un espacio de todos”, opinó.

En relación a la realidad de la cultura en el contexto que propone el Gobierno Nacional, el artista dijo que “toda la acción cultural ha sido jibarizada a través de una tarea programada, a diferencia de la gestión anterior, que ha dejado instaladas obras muy representativas como el Centro Cultural Kirchner, Tecnópolis y otros espacios de referencia cultural, muy similar a lo que ha hecho a lo largo de la historia el peronismo”.

Agregó que “hoy vivimos un momento en donde la inversión y construcción de infraestructura cultural ha sido paralizada. Por ejemplo, en la ciudad de Buenos Aires, el teatro San Martín cerró sus puertas hace cuatro años.

“Si uno mira para atrás, los primeros que le dedicaron gestión a los centros culturales fueron los conservadores. Los teatros Colón y Cervantes, son algunas de las grandes obras creadas por hombres que entendían a estos lugares, como espacios que servían para representar a la comunidad.  Luego el peronismo multiplicó todo eso por cien. Hoy por hoy, se han reducido gastos, atacando a la materia cultural del país, pero que además, no ha sido sustituido por nada”, criticó.

Sobre su presencia este 17 de octubre, afirmó que “estoy en Tucumán con mucha emoción, en un día tan representativo, invitado por amigos para celebrar la unidad, una iniciativa que ha tenido muy buenas repercusiones. El gobernador Juan Manzur tiene muy buenas intenciones y vinimos por eso”.

Asimismo, le dedicó unas palabras a Miguel Ángel Estrella: “Es un artista único y con una personalidad única, esos ejemplares que atraviesa a un pueblo cada tanto, con una dimensión que supera a su propio arte. Hicimos muchas cosas juntos en Europa y en Argentina”.

Finalmente, sobre Anacrusa, señaló entre risas que “seguimos insistiendo, este año salió una reedición de los discos que salieron en Francia y estamos haciendo actuaciones con la formación actual, con grandes artistas y es un proyecto que seguiré mientras tenga aliento”.

Compartir