Jóvenes de los Talleres Protegidos recibieron con entusiasmo la visita del arzobispo

El director de los Talleres Protegidos del Sagrado Corazón de Jesús, Gabriel Marañón, recibió la visita en el dispositivo del arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez.

El prelado recorrió las instalaciones de los Talleres, que dependen del Ministerio de Desarrollo Social, al que concurren personas con discapacidad para formarse laboralmente y llevar adelante proyectos productivos.

Sánchez se interiorizó de la tarea que llevan adelante los jóvenes que concurren a los talleres y dialogó con ellos y con el personal.

Luego, procedió a bendecir las instalaciones  y ofreció la cooperación que fuera menester a fin de colaborar con la institución.

Al respecto, Marañón dijo que “los jóvenes recibieron con mucha alegría la visita del arzobispo, quien se mostró muy interesado de la tarea que llevan a cabo”.

Este espacio, que depende de la cartera social, está orientado a la promoción y defensa de los derechos de las personas con discapacidad desde la perspectiva de los tratados de derechos humanos, a través del trabajo genuino, charlas, capacitaciones y actividades deportivas y recreativas. Entre los principales talleres que se dictan a diario, se destacan costura, textiles, marroquinería, carpintería y reciclado.

Compartir