En el Trula, los jóvenes ganan por KO en Bazán Box

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, visitó la Academia Bazán Box, que funciona en barrio Alberdi Norte. Allí, fue recibido por Julio Bazán, ex campeón tucumano liviano de box y encargado hace muchos años del espacio, que ya se ha transformado en una referencia para su comunidad.

La jornada fue organizada por la Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones de la cartera social, a cargo de Matías Tolosa, y forma parte del programa “El boxeo en el barrio”, con el objetivo de promover este deporte en distintas zonas vulnerables de San Miguel de Tucumán, a fin de brindarles a los jóvenes espacios para el buen uso del tiempo libre.

Al respecto, Yedlin expresó: “Estamos muy contentos de poder visitar a Julio y todos los chicos de Bazán Box. Este barrio, también conocido como el Trula, es muy humilde, y es muy gratificante encontrar a personas tan solidarias que desinteresadamente ofrecen sus conocimientos y la pasión por este deporte a los chicos de este y otros barrio. La historia de toda la familia Bazán es muy linda, y en este momento complicado donde no todos tienen para pagar un gimnasio, ellos entregan su tiempo y esfuerzo, y el Estado aporta su granito de arena, en nuestro caso a través del programa El boxeo en tu barrio, para apoyar estas iniciativas”.

Por su parte, Julio Bazán agradeció la visita de los funcionarios de Desarrollo Social, y añadió: “Desde hace muchos años estoy a cargo de la academia, y siempre lo hice pensando en los jóvenes. Hoy, además de box y gracias a mis hijos, enseñamos taekuondo y danzas árabes, tratando que cada vez más chicos y chicas se acerquen a divertirse sanamente. Agradezco a Desarrollo Social, que siempre está acompañándonos y pendiente de lo que nos hace falta para el gimnasio. Para terminar, quiero decirle a los jóvenes que se acerquen al boxeo, que es un hermoso deporte”.

Además, Romina Bazán, profesora de boxeo y único caso de mujer federada en Tucumán, agregó: “La verdad que todos los días me llevo algo de Bazán Box, donde junto a mi tío enseñamos gratuitamente a los chicos del barrio y alrededores. Tenemos tres turnos y recibimos a más de 40 chicos de 5 años en adelante, y lo más reconfortante de este trabajo social solidario, es el carisma y las ganas que me llevo de ellos a mi casa todos los días”.

Por último, Ludmila Santana de 16 años, quien entrena en el gimnasio y es una de las jóvenes promesas, finalizó: “Haca mucho tiempo que formo parte de esta hermosa familia de boxeo, deporte que llevo en el corazón y me ayuda a mantenerme enfocada. Mi boxeadora preferida es la bonita Bermúdez, y ojalá pueda llegar lejos como ella”.

El Ministerio de Desarrollo Social, promueve este tipo de actividades y espacios, con el objetivo de trabajar en la prevención de las adicciones a través de incentivar la práctica del deporte en los barrios más vulnerables.

Compartir