La magia de la Orquesta Juvenil colmó el Domo de música excelsa

Una nutrida concurrencia disfrutó del concierto que la Orquesta Juvenil de la UNT ofreció este domingo en el Domo El teatro en la Luna del Ingenio Cultural.

Con la brillante dirección del maestro Gustavo Guersman, los jóvenes músicos transitaron con solvencia un heterogéneo repertorio que combinó la fuerza de Vivaldi con el lirismo de Mendelssohn, la soberbia ciudadana de Piazzolla con la armonía telúrica de Yupanqui y Ariel Ramírez o el virtuosismo de Bramhs con la brillantez de Strauss. Y el toque profano, un medley de Abba y la frescura y originalidad del Jazz Pizzicato de Anderson con un curioso instrumento con forma de tabla de lavar ropa.

Maravillados, los asistentes disfrutaron de una manifestación de música de alto vuelo, con jóvenes virtuosos y talentosos.

La iniciativa surgió de la articulación del Ministerio de Desarrollo Social con el área de Cultura de la Secretaría de Extensión Universitaria.

Estuvieron presentes, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin; la coordinadora del Ingenio Cultural, Susana Robles; la coordinadora de Cultura de la Secretaría de Extensión Universitaria, Claudia Epstein y el asesor Gustavo Calleja, entre otras autoridades.

Yedlin señaló que “en estos días hemos acompañado a los jóvenes de Tucumán en diversas manifestaciones: el jueves hubo bandas emergentes en el Ingenio, ayer en Lules, actividades con la Dirección de Juventud con chicos que hacían hip hop, judo, grafitis y murgas y hoy los jóvenes de la orquesta juvenil”.

“Quiero reconocer a los jóvenes como los grandes artífices de nuestra sociedad, tenemos una juventud talentosa, capaz, comprometida y solidaria y muchas veces no se la interpreta. A los jóvenes hay que darles su espacio y no encorsetarlos sino generar oportunidades para que se desarrollen en los caminos que elijan hacer”, opinó el ministro.

“Son momentos complejos, donde mucha gente está con dificultad económica para pagar las tarifas, los alimentos, las prepagas o los colegios y muchas veces las cosa que se restringen son las que parecen superfluas como bienes culturales o el acceso a actividades deportivas; por eso estamos promoviendo el ping pong y el boxeo en los barrios o zumba, de manera que la gente pueda seguir desarrollándose en un Tucumán que creemos que tiene un futuro maravilloso”, concluyó.

En tanto Robles, exclamó: “Es un día de gloria, estamos traccionando a músicos muy preparados que se forman dentro de los claustros de la UNT y aparecen en estos espacios que tienen una versatilidad muy grande, que permite que se puedan asociar actividades que apoyan a los feriantes, a los emprendedores de la economía social conjuntamente con el arte más producido, en esta caso la música”.

Por su parte, Guersman dijo que “ya es la segunda vez que estamos en el Domo, la vez anterior fue cuando estuvo emplazado en Banda del Río Salí y es una experiencia diferente y que produce cercanía con el público en un contexto diferente a los conciertos de teatro”.

Sobre el repertorio abarcado en el concierto, explicó que “me gusta mezclar la música llamada clásica con otro acervo cultural, que tiene una dinámica diferente a la del teatro y podemos llegar a mucha gente usando lo que tenemos del repertorio universal”.

En relación a la Orquesta Juvenil, informó que “fue creada hace 33 años por la Universidad; es  una orquesta académica con jóvenes que vienen del Instituto Superior de Música o del Conservatorio y trabajamos el repertorio orquestal y tenemos una actividad de extensión con dos aspectos, hacia adentro y hacia fuera, con fines pedagógicos”.

A su turno, Epstein indicó que “la orquesta ha traído un repertorio tan variado como la misma juventud, y hemos coproducido con el Ministerio de Desarrollo Social una serie de eventos en el marco del Día de la Primavera y de la Juventud”.

“Se ha hecho eje en las inquietudes de los jóvenes, con la diversidad de los géneros musicales porque el jueves hubo en el Ingenio Cultural otras manifestaciones de música como la cumbia y reggaetón y este domingo la Orquesta Juvenil, que, si bien tiene una raíz académica, se inserta sin prejuicios en esta diversidad con un estándar de excelencia”, explicó.

Epstein concluyó que “es una oportunidad muy importante, porque genera el cruce entre las juventudes y una comunicación diferente, una convivencia que es lo que queremos lograr”.

Bernardita Iñigo es la “concertino” de la orquesta (solista de los violines primeros) y señaló que “es una experiencia linda traer la música fuera de los teatros, tenemos un repertorio para todos los gustos”.

Aconsejó a la gente “expandir un poco el oído y que escuche la música clásica. En nuestra orquesta se siente la buena energía y las ganas de tocar de todos”.

Feria de artistas

Simultáneamente con el concierto, funcionó la Feria de Artistas y Artesanos, quienes, en varios stands, mostraron y vendieron sus producciones.

Uno de los puestos estuvo a cargo de la artista María Sol Fernández: “Participo en la feria con mis trabajos, hago grabado e ilustraciones y también dibujo en el proyecto Historias Peperinas, donde contamos historias de amor”.

Subrayó que en sus trabajos destaca el rol de la mujer. “He sufrido violencia de género y eso me motivó a profundizar sobre las mujeres y contar sus historias”, concluyó.

 

Compartir