“Las grandes transformaciones fueron realizadas por jóvenes”

Cientos de jóvenes de toda la provincia se congregaron en el club Almirante Brown de Lules para celebrar el Día Nacional de la Juventud, organizado por la Dirección de Juventud del Ministerio de Desarrollo Social.

Hubo muestras de arte emergente, bandas musicales, talleres de rap y hip hop y muestras de skateboard y artes marciales, además de stands de las áreas de Juventud de distintos municipios.

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin compartió los festejos junto a la directora de Juventud, Sara Alperovich y recorrió todos los stands y hasta se animó a subir a un skate.

Al respecto, Yedlin expresó que “estamos muy contentos de acompañar a Sarita, que está haciendo un trabajo extraordinario en toda la Provincia, estimulando a los jóvenes para permitirles que se manifiesten. Los jóvenes tienen su propia fuerza, energía y aspiraciones; nuestra juventud es sana y que hay que brindarles las oportunidades para que se manifiesten”.

“Vimos las distintas manifestaciones culturales, artísticas y deportivas y lo solidario que son nuestros jóvenes tucumanos y le deseamos un feliz Día de la Juventud y que sigan luchando por los derechos”, sostuvo.

Finalmente, sentenció: “Las grandes transformaciones de las sociedades se realizaron de las manos de los jóvenes”.

Por su parte, Sarita dijo que “nos reunimos otro año rememorando el Día de la Juventud y La Noche de los Lápices. Es importante tener memoria para que esto no vuelva  a ocurrir, hoy estamos perdiendo mucho nuestros derechos y la idea es juntar los jóvenes de la provincia y que puedan expresarse de distintas maneras”.

Advirtió que los jóvenes aún están estigmatizados: “Si los ven con rastas, pelo largo o tatuajes la gente piensa que son malos y estamos demostrando que a través de distintas disciplinas como arte callejero los chicos tienen mucha fuerza y ganas y están luchando por todos sus derechos”.

Taller de Rap

Emanuel Castillo y Juan Elsinger mostraron sus cualidades como raperos, compartieron sus conocimientos y dieron muestra de destreza al improvisar un contrapunto rapero al estilo de una payada criolla.

“Queremos transmitir el rap como un mensaje y manifestación de los jóvenes para estos tiempos en que estamos estigmatizados y lo que hicimos es visibilizar lo que pensamos a través del rap”, manifestó Emanuel.

A su turno, Juan señaló: compartimos con los jóvenes este taller de free stile; algunos tienen la visión de que el rap es ajeno, pero existe la payada, que forma parte de nuestra cultura y tiene algo similar. El hip hop es un fenómeno que se extiende en todo el mundo y en los sectores más marginales de la sociedad que lo usan para contar la realidad en la que viven”.

Compartir