Trabajo compartido como ejercicio en la construcción social

El trabajo compartido sigue generando acciones en pos del bienestar de las familias más vulnerables. En esta oportunidad, el Ministerio de Desarrollo Social, mediante la firma de un convenio, puso a disposición del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el uso de oficinas en el predio del Ingenio Cultural.

Con el objetivo de acercar a los tucumanos el modo de trabajo del INTA, Desarrollo Social contribuirá con las instalaciones del Ingenio Cultural, entendiendo que representa una oportunidad para replicar acciones de autosustentabilidad.

Participaron del encuentro, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, el director del INTA en Tucumán, Roberto Sopena, la jefa de la Agencia de Agricultura Urbana y Periurbana de INTA de San Miguel de Tucumán, Mirna Lazarte, el subsecretario de Economía Social y Solidaria, Miguel Cerviño, y el subsecretario de la Unidad Ejecutora de la Unidad de Proyectos y Programas Sociales, Guillermo Socolsky.

Al respecto, Yedlin expresó: “Estamos muy contentos, en primer lugar, de seguir trabajando con una institución de prestigio nacional, y también, de poder enriquecer aún más el Ingenio Cultural. Aprender a vincularse y vivir la naturaleza de otra manera, también es parte de la Economía Social y Solidaria que desarrolla nuestro Ministerio.”

“Entendemos que es una oportunidad muy buena para todos, ya que las familias podrán acceder, de manera gratuita, a la búsqueda de semillas para armar sus huertas y participar de capacitaciones que les permitan auto sustentarse”, concluyó el funcionario.

Por su parte, Sopena manifestó: “El convenio, por gentileza de Desarrollo Social, viene a dar forma y a fortalecer el trabajo articulado que venimos llevando a cabo con el área. La idea es mejor la inserción de familias con bajos recursos, aspirando a mejorar su alimentación”.

Además, resaltó: “También, transferir a la comunidad en general, todo lo vinculado al componente granja, sumando otras estrategias aplicables para que las familias puedan producir pequeñas cosechas que les permitan auto sustentarse. Queremos que el INTA sea un institución al servicio de las políticas públicas nacionales y provinciales”.

A su turno, Lazarte resaltó: “La Agencia se concretó en el año 2013, luego de casi 15 años de gestión en la Capital y sus alrededores. Con esto, buscamos generar acciones de trabajo articulado con distintas instituciones interesadas en lo relacionado a huertas y auto sustentabilidad”.

Por último, destacó: “Estamos muy agradecidos de poder sumar esfuerzos con la Provincia, porque estamos apuntando a la misma población, sectores vulnerables que puedan producir sus alimentos en el marco de una dieta equilibrada”.

Compartir