Todo esfuerzo conlleva a su premio: jugadoras de hockey de La Costanera recibieron su equipo nuevo

Formado hace dos años, un equipo de hockey del barrio La Costanera recibió los palos y el equipo de arquero adecuados para practicar el deporte en las mejores condiciones, por parte del Ministerio de Desarrollo Social.

Este grupo de jóvenes de la comunidad participa, con mucho esfuerzo, desde hace dos meses en la Liga. Lo que ocurre es que, a pesar del empeño que le ponen para salir adelante, muchas veces la dificultad de acceder a los recursos, no les permitía un desempeño competitivo.

Según recordó el ministro Gabriel Yedlin, cuando visitó el lugar días atrás junto al gobernador Juan Manzur, integrantes del equipo les comentaron sobre su reciente participación en los torneos y le plantearon sus dificultades para comprar el equipamiento.

En respuesta, acompañado por funcionarios de la cartera social, y rodeado de niños y jóvenes cuya sonrisa se instalaba en sus caras, fue el propio Ministro quien entregó esta tarde los elementos para que este equipo, formado a pulmón con la ayuda de algunos profesores, pueda crecer en la disciplina.

“La creación de estos espacios saludables tienen que ver también con darles la oportunidad a los chicos para alejarse de las calles y prevenir el consumo de sustancias”, comentó Yedlin.

Y agregó que “todo esto crea identidad y orgullo. Es lo que muchas veces no se ve y lo que muestra que La Costanera es mucho más que las noticias sobre adicciones. Acá hay un grupo grande de vecinos que quieren salir adelante y quieren que el barrio sea conocido por las cosas buenas que tienen. Lo que más feliz nos pone es ver la alegría que tiene la gente”.

En tanto, el secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones, Matías Tolosa, dijo: “Estamos muy contentos de poder dar una mano a gente muy solidaria que se ocupa de los chicos, de cuidarlos y contenerlos”.

“Las cuotas de los clubes y los elementos para practicar el deporte son muchas veces muy caros, entonces apoyar para que puedan desarrollarlo es muy gratificante”, concluyó.

La palabra de entrenadoras y jugadoras

Natalia Coronel y Gladys Rodríguez comenzaron a preparar, en la plaza del barrio, al equipo que participa actualmente en la liga. Al comienzo, a pesar de los pocos elementos con los que contaban, las entrenadoras notaron el progreso y entusiasmo de un equipo que quiere aprender día a día.

Coronel dijo “además de venir a aprender, los chicos vienen a jugar y a divertirse”.

En tanto que Rodríguez comentó que “gracias a la ayuda que nos vienen dando desde Desarrollo Social podemos ir progresando y haciéndolo de mejor manera”.

Finalmente, Emilse Sosa, integrante del plantel, sostuvo: “Estamos muy agradecidos porque venimos hace un tiempo jugando torneos, pero la indumentaria era muy necesaria para la competencia”.

Entre otros de los beneficios que tiene, el deporte es también ámbito de inclusión. Estos espacios comunitarios y de integración proporcionan a la gente de los barrios más vulnerables la posibilidad de acceder a actividades a las que de otra manera no podrían hacerlo, producto de ciertas desigualdades sociales.

Las integrantes del equipo lograron construir un grupo que lucha día a día para poder progresar. El hockey, fue el medio por el cual lo están logrando y que las consolidó como grandes jugadoras de la vida.

Compartir