El sector privado se une al Estado para desarrollar conjuntamente proyectos sociales

El Observatorio de la Mujer del Ministerio de Desarrollo Social, en articulación con GASNOR, impulsan una iniciativa que apunta a que mujeres víctimas de violencia de género, puedan desarrollarse laboralmente en la empresa, buscando también que logren alcanzar su autonomía económica.

Con el objetivo de afinar detalles de cara a la formalización de la propuesta, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, junto a la coordinadora del Observatorio, Eva Fontdevila, mantuvo una reunión de trabajo con el presidente de la institución, Hugo Calegari.

Luego del encuentro, Yedlin expresó: “Antes que nada, agradecer la solidaridad de Gasnor por involucrarse en acciones sociales. Ellos ya tienen experiencia en  materia social, ya que en otra oportunidad, incorporaron y formaron laboralmente a personas con discapacidad, que luego han podido salir al mercado y desarrollarse en otras empresas. La idea ahora es poder incluir a mujeres que han sido víctimas de violencia y que se encuentran atravesadas por situaciones de vulnerabilidad personal y económica”.

“Al recorrer los barrios vemos que hay necesidad de realizar instalaciones de gas, por lo que es necesario trabajar en la formación de gasistas matriculados y oficios afines. Tenemos muchos titulares de programas sociales que desean continuar con sus formaciones y esta sería una gran oportunidad. Queremos tener más gasistas matriculados para evitar incidentes en las zonas más vulnerables donde generalmente no tienen acceso a este tipo de servicios”, agregó el funcionario.

A su turno, Calegari manifestó: “El primer elemento que debemos tener en cuenta es que una empresa privada, no deja de ser una empresa parte de la sociedad en la que está inserta, primero porque la gente que trabaja acá, es del lugar, y segundo porque las empresas pasan, y su razón de ser, es servir a la población a la que pertenecen. Con esta mirada, queremos ayudar a Desarrollo Social  en todo lo que podamos y lo vamos a hacer”.

Por último, Fontdevila resaltó: “Desde el Observatorio intentamos incluir a un grupo de mujeres que han atravesado situaciones de violencia, que se encuentran actualmente acompañadas por el área. Entre las acciones  que les ofrecemos, tratamos de darles aquellas que posibiliten, entre otras cosas, su autonomía, para que puedan salir de la situación que las atraviesa. En este caso, la idea es que sean parte de GASNOR para adquirir formación y capacitación para lograr construir esa autonomía”.

Sobre la empresa, agregó: “Es una institución que tiene una mirada social muy importante, de hecho ya tienen experiencia en inclusión de personas con discapacidad;  ahora la propuesta es trabajar con este grupo de mujeres vulnerables, así que son muchas las expectativas de ambos sectores”.

Compartir