Jóvenes vulnerables se capacitan en oficios y se alejan de las adicciones

A través de un convenio  entre la Secretaria de Prevención y Asistencia de las Adicciones y el colegio Lorenzo Massa, 15 jóvenes de distintos barrios de la Provincia, participan de los talleres de formación profesional dictados por la institución académica.

Los adolescentes, se capacitan en soldadura, electricidad, montaje de aires acondicionados y mecánica del automotor, con el objetivo de alejarse del consumo problemático de sustancias y buscando adquirir una herramienta que en el futuro les permita insertarse en el mercado laboral.

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, visitó los talleres, acompañado por Matías Tolosa y Braulio Fanlo, director de Asistencia, y dialogó con las autoridades del colegio acerca de cómo estas capacitaciones influyen en los adolescentes.

Al respecto, el Ministro sostuvo: “Esta iniciativa se inició el año pasado y comenzamos con 10 chicos; hoy, son 15 chicos de distintos barrios vulnerables de Tucumán quienes tienen la posibilidad de capacitarse y adquirir un oficio para poder volver a sus barrios y poder trabajar”.

“La reinserción laboral y el posterior establecimiento de una rutina de trabajo, son de las partes más complejas del abordaje de las adicciones, y en este sentido nos parece que la asociación con el colegio es muy valiosa”, agregó.

Para finalizar, Yedlin invitó a todas aquellas personas y sectores de la sociedad que quieran colaborar con la iniciativa, a acercarse al área de formación de adultos de la institución, que está a cargo de los talleres.

Por su parte, Tolosa comentó que quienes asisten a los talleres, son jóvenes de barrio Oeste II, el Sifón, Alberdi Norte, Villa Mariano Moreno, Hipódromo, barrio Victoria y El Manantial, entre otros.

El funcionario sostuvo que “estos espacios tienen que ver con la estrategia que tenemos en la Secretaría de generar posibilidades y permitir, a través de esto, la reinserción”.

A su turno, Oscar Gálvez, rector del Lorenzo Massa, resaltó la importancia del convenio que llevan adelante con Desarrollo Social y dijo: “La verdad es que los alumnos que han venido se comportaron de la mejor manera dentro de las reglas de la institución, participando de las actividades, aprendiendo los oficios, pero sobre todo creciendo como personas. Creemos que una de las maneras de ayudar a los chicos es el estudio, en este caso de un oficio, lo cual los fortalece a ellos, pero también a todos los que somos parte de la sociedad”.

Destacó las oportunidades

Mauro Corbalán, del barrio Oeste II, que participa en el taller de electricidad, expresó: “Vengo hace algunas semanas y la verdad es que me gusta aprender sobre algo que me va a servir para trabajar. Cuando termine este taller, me gustaría hacer otro porque todo lo aprendido me daría más posibilidades en el futuro”.

Para terminar, el joven agregó que “si hay oportunidades, les recomendaría a todos los que quieran o atraviesen algún problema, que se acerquen y aprovechen estos espacios porque son muy valiosos e importantes”.

Compartir