Destacadas mujeres tucumanas opinan sobre la realidad política y social

Sandra Tirado

Cinco mujeres relevantes tucumanas opinaron sobre la realidad social del país y la Provincia, luego que se difundiera el lunes pasado el pensamiento de otras cinco damas del ámbito nacional.

Cada una, desde su lugar, dio a conocer su parecer sobre la realidad que se observa en Tucumán:

Sandra Tirado, secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia: “Desde la Secretaría se apunta a acompañar a las personas con más vulnerabilidad y en ese  sentido, la pobreza constituye una de las mayores vulnerabilidades. Hay niños y adultos mayores que necesitan cuidado del Estado, como así también personas con discapacidad y cierta juventud. Vemos que la pobreza se está acentuando por el aumento  de la canasta de alimentos, impuestos, servicios  o diferentes motivos; nos preocupa como Secretaría y nos ocupamos como Estado para acompañar estas situaciones donde a veces hacen abordajes, como violencia, abandono o desligamiento responsable. En este último periodo hay un aumento y no decimos que sea una causa lineal porque sabemos que es multifactorial.

Creemos en un Estado presente, con responsabilidad y así estamos acompañando, pero sabemos que hay situaciones cada vez más difíciles y en cada familia se genera una realidad compleja. Según los últimos informes, más de la mitad de los niños son pobres  y el Estado tiene su rol desde la provincia y desde la Nación”.

María del Carmen Carrillo, secretaria de la Mujer: “Trabajar en el Ministerio de Desarrollo Social me permite estar muy cerca de la gente, sobre todo con los sectores con mas vulnerabilidades sociales y económicas. En ese sentido, me preocupan muchísimo las políticas nacionales, que con sus ajustes desmedidos, despidos y aumentos tarifarios, cercenan derechos del pueblo y van en contrasentido con nuestros objetivos que son: empoderamiento e igualdad de derechos y oportunidades para quienes más necesitan. Debo destacar y diferenciar a nuestro gobierno provincial, que con sus finanzas ordenadas, mantiene los empleos con sueldos en tiempo y forma, ciento ochenta días de clase, cobertura de salud gratuita  y obras con fondos propios. Sin miedo a equivocarme, puedo afirmar que el Gobierno de Tucumán cuida y piensa en su gente”.

Elisa Colombo, directora del Conicet Tucumán: La situación socioeconómica del país impacta en la marcha de la ciencia y la tecnología en el país. En Tucumán se siente y los jóvenes científicos empiezan a pensar nuevamente en buscar nuevos horizontes. En Tucumán sentimos apoyo de la gente y del gobierno.

Desde el área de Ciencia venimos expresando nuestra preocupación por las limitaciones presupuestarias en las instituciones dedicadas a la Ciencia y la Tecnología. En el ingreso de investigadores al CONICET investigadores formados no pudieron entrar por falta de cupo, en el INTI han sido despedidos más de 200 personas, y podemos afirmar que la disminución real de fondos pone en riesgo el buen funcionamiento de los institutos, la continuidad de las líneas de investigación en marcha y el sostenimiento de los planes estratégicos. El CONICET es una de las instituciones que puede mostrar a la sociedad mecanismos de evaluación para el ingreso y para las promociones, como para el acceso a subsidios, con concursos altamente competitivos y convencidos de que el sistema científico argentino tiene que seguir creciendo para alcanzar estándares internacionales deseables, como incrementar el porcentaje de investigadores en relación a la población económicamente activa e incrementar la participación de CyT en el presupuesto.

El sector científico-tecnológico afronta una situación similar a la de otros sectores de la sociedad argentina, en términos de nuevos y crecientes ajustes que se manifiestan en el presupuesto para Ciencia y Técnica aprobado para el 2018. Teniendo en cuenta la inflación estimada para este año estaremos presenciando una baja respecto del año anterior de entre el 10 y 15% y en la misma tendencia del pase del año 2016 al 2017..

Estamos pasando de una exitosa política de repatriación de científicos a un horizonte de “jóvenes científicos formados” que  vuelven a buscar afuera de la Argentina un lugar digno para investigar.

Particularmente venimos planteando que la “Política Científica” debe ser una política de Estado, con estrategias de largo alcance y continuidad en su ejecución, en el entendimiento que los procesos del campo científico son lentos y requieren de la construcción de sólidos consensos y de compromisos entre los actores. Un compromiso ineludible es garantizar a investigadores, técnicos y becarios adecuadas condiciones de trabajo en lo que concierne a infraestructura física, equipos y funcionamiento.

En nuestra provincia no solamente trabajamos con nuestros socios estratégicos, como la UNT, la Estación Experimental y la Fundación Lillo, sino que tenemos un convenio amplio con el gobierno de la provincia, proyectos con cada una de sus áreas (Educación, Salud, Producción, Ciencia y Justicia, Desarrollo Social, Turismo, Cultura…) , y una inserción social que hoy se concreta en el apoyo a través de 22 subsidios de investigación del gobierno de la provincia al Centro Científico Tecnológico CONICET Tucumán, que sienta las bases de un sistema provincial de apoyo al desarrollo científico en todas las aéreas del conocimiento y con impacto en el territorio. Reconocemos el importante rol que en este camino ha venido desempeñando la SIDETEC (Secretaría de Estado de Innovación y Desarrollo Tecnológico) que ha constituido el Consejo en la provincia y tiene una presencia nacional fundamental en el Consejo Federal de CyT.

Graciela Neme, secretaria general del Sindicato de Amas de Casa de Tucumán: “Nuestro país se encuentra inmerso en una crisis económica producto de una política que desvía el esfuerzo de millones de argentinos hacia sectores oligárquicos de la sociedad, en desmedro de los sectores populares.

En este contexto, es imposible que Tucumán permanezca ajeno a esa crisis. Los precios de los alimentos se han elevado de manera exorbitante, así como las facturas de los servicios públicos, al tiempo que desaparecen oportunidades laborales y vuelven a surgir emprendimientos comunitarios como comedores y merenderos que habían tendido a desaparecer con una política que privilegiaba la mesa familiar.

Hoy desde nuestras delegaciones y nuestra obra social, con el Sindicato de Amas de Casa acudimos en auxilio de familias que ven derrumbarse sus posibilidades de dar de comer a sus hijos, vestirlos y atender su salud. El SACRA, como los demás sindicatos, está al pie del cañón ante las demandas de sus afiliados.

En nuestra provincia,  contamos con una rápida respuesta del gobierno provincial y con la estructuración de una política social que lleva 14 años, que nos permite al menos paliar esas necesidades”.

Adriana Díaz, titular de la Asociación Civil Crecer Juntos: “Crecer Juntos lleva consigo generaciones de mujeres que abrieron sus casas para compartir el cuidado de la vida, convirtiéndolas en Hogares Centro, donde los hijos comparten la mesa, el juego, el cuidado, con la convicción que juntándonos la vida se multiplica y fortalece.

Este es nuestro poder, nuestra economía y nuestra cultura: la de no abandonar, la de sostenernos, la de hacer memoria de mujeres, porque entendemos que no hay salida individual posible.

Día a día al encontramos con el dolor de ver a nuestros niños, jóvenes y adolescentes sumergidos en distintas problemáticas, delincuencia, drogas y abusos, que arrasan en nuestros barrios, reafirmamos el compromiso que tenemos desde hace 25 años.

Entendemos que ser Madre Cuidadora, es mucho más que preparar un plato de comida, es acompañar y sostener, cuidar y cuidarnos, acompañarnos y empoderarnos, luchar por la restitución de nuestros derechos y continuar este camino colectivo”.

 

Compartir