Avanzan las obras en el Hogar de Hermanos de Yerba Buena

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, junto a la directora de Niñez, Adolescencia y Familia, Myriam Martini, visitó el Hogar de Hermanos de Yerba Buena, con el objetivo de interiorizarse sobre el avance de las obras que se llevan a cabo en el lugar.

Estuvo acompañado por el secretario de Gestión Administrativa, José Gandur, la inspectora de obra asignada por la Dirección de Arquitectura y Urbanismo, Mirta Menecier y el responsable del proyecto, Juan Logusso.

Al respecto, Yedlin expresó: “Queríamos ver el avance de obra del futuro hogar de hermanos, en la sede de Casa Cuna de Yerba Buena. Esta obra nos va a permitir que los hermanos que debemos cuidar por pedido de la Justicia, hasta tanto se resuelvan su situación personal, estén juntos. Vamos a tener pequeños departamentos en donde los grupos de hermanos puedan vivir juntos”.

“La idea es siempre priorizar el regreso al núcleo familiar, pero mientras tanto, queremos que su paso por nuestras instituciones sea el mejor posible. Además, vivimos este espacio como parte de nuestro patrimonio, por toda la historia que lo acompaña, así que nos emociona ver cómo quedará el lugar”, concluyó el ministro.

Por su parte, Menecier manifestó: “Trabajar en este proyecto es sumamente emotivo para nosotros, por el objetivo y la función que tiene. La idea es trabajar de manera conjunta con Desarrollo Social, en pos de optimizar la parte patrimonial y el diseño, queremos que sea un buen cobijo para los chicos que vivirán acá”.

Sobre el proyecto, explicó: “Conceptualmente, la obra consta de dos cuerpos contiguos, destinado a niños con discapacidad y alojamiento de los hermanos, que desembocan  en un espacio común de usos múltiples. Todo el diseño está pensado para que los chicos estén protegidos y juntos”.

Por último, Logusso resaltó: “Esta obra es todo un desafío, no solo desde lo arquitectónico, sino desde lo simbólico, ya que estamos incorporando un nuevo dispositivo al Ministerio, vinculado al nuevo paradigma de protección de derechos. Va a ser el primer hogar de hermanos del noroeste. Así que muy contentos de poder encarar y concretar este proyecto”.

El edificio funcionaba como colonia de vacaciones para los niños que estaban alojados en Casa Cuna. La obra es financiada por la provincia, tiene un plazo previsto de 10 meses de ejecución de obra y podrá albergar alrededor de 50 chicos.

Compartir