Una feria promovió el trabajo de emprendedoras de las cocinas comunitarias

Con la presencia del ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, se llevó a cabo la 1° Feria “Red Comunitaria de Economía Social y Solidaria”, con el objetivo de promover un espacio barrial de exposición y venta de productos de emprendedores sociales.

El encuentro tuvo lugar frente a la sede de la cocina comunitaria Bon Appetit, en el barrio San Francisco, y contó con la participación de emprendedores de diversos rubros de la zona e invitados.

Además, se montaron stands institucionales de distintas áreas del Ministerio de Desarrollo Social, de organizaciones sociales, carpas con productos de otras cocinas comunitarias invitadas, y puestos para asesoramiento sobre servicios públicos. También se realizó un programa de radio abierta, hubo espectáculos de baile folclórico y actividades para niños.

La jornada, que tuvo una gran concurrencia de público, contó además con la participación del secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Ramiro González Navarro, el coordinador del Consorcio de Microcréditos, Miguel Cerviño, la directora de Políticas Alimentarias, Carolina Nacher, y la  directora de Economía Social y Desarrollo Local, Fabiana Sánchez, entre otros funcionarios y participantes.

Al respecto, Yedlin expuso: “Estamos muy contentos de poder acompañar a estas emprendedores sociales, y en este oportunidad a las chicas de distintas cocinas comunitarias que se dieron cita en esta feria para promocionar sus productos. Ya hace un tiempo que las cocinas comunitarias son un modelo de organización social, que se encarga de mucho más que de la seguridad alimentaria, y continúan creciendo con distintos emprendimientos. Nuestro trabajo es acompañarlas, poder fortalecerlas y contribuir para su desarrollo”.

Por su parte, González Navarro expresó: “Esta es una experiencia enriquecedora, una articulación muy virtuosa, donde distintos emprendedores y mujeres de cocinas comunitarias, que venden sus productos en sus casas o por pedido, tienen la posibilidad de mostrar todo lo que hacen y tener un espacio de venta. Además, este espacio les brinda la oportunidad de conocer a otros emprendedores y eso los ayuda a fortalecerse, ya que ese es el principal objetivo de la Economía Social, de complementariedad no de competitividad”.

Por último, Sandra Hoyos, responsable de la cocina comunitaria Bon Appetit, finalizó: “Resulta muy grato para mí poder apreciar todo lo que hemos logrado y lo que podemos seguir consiguiendo, trabajando juntas con las chicas de otras cocinas comunitarias. Entre todas podemos colaborar y contribuir para el crecimiento de cada emprendimiento, ya que es más fácil trabajar en equipo que individualmente. Además fue una feria muy alegre, donde todos nuestros vecinos se divirtieron, bailaron y también pudieron disfrutar de los deliciosos productos que se ofrecían en los stands. En nuestro caso particular, estamos muy orgullosas, ya que es la primera vez que sacamos a la venta nuestros productos libre de gluten, un proyecto que iniciamos gracias al apoyo de Desarrollo Social y que hoy da sus frutos”.

Intercambiar vivencias

María Isabel Ruiz, que tiene un emprendimiento de productos dulces, manifestó: “Agradezco al Ministerio de Desarrollo Social por la invitación. Esta es la primera vez que tengo la posibilidad de participar de una feria para ofrecer mis productos, así que estoy un poco nerviosa pero tengo las mejores expectativas. Además lo bueno de esta experiencia es poder intercambiar vivencias con otros emprendedores. Respecto a mi trabajo, tiene que ver con todo tipo de cosas dulces, tartas, tortas, cupcakes, alfajores de maicena y masas”.

Compartir