Manzur y Yedlin ratificaron en Santa Ana su compromiso con la gente

La comunidad de Santa Ana recibió con alegría la visita de una comitiva encabezada por el gobernador Juan Manzur, en el marco de la entrega de soluciones habitacionales y materiales para los vecinos de esa localidad del sur de la provincia.

Acompañaron al mandatario el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, el ministro del Interior, Miguel Acevedo y el secretario General de la Gobernación, Pablo Yedlin, entre otras autoridades gubernamentales.

Las autoridades provinciales fueron recibidas por el delegado comunal,  Diego Reales, y su equipo de gobierno.

Los funcionarios visitaron a vecinos que recibieron el acompañamiento del Estado y escucharon distintas inquietudes de los habitantes de Santa Ana, quienes manifestaron su preocupación por la situación económica que impera en el país.

Al respecto, Manzur manifestó: “La última vez que estuvimos aquí mucha gente se acercó y nos dio cartas diciéndonos qué necesitaban. Eran 38 familias y bueno, hemos venido a decirles que aquí estamos, que no los vamos a abandonar. Visitamos varias personas que se están reubicando merced al trabajo del ministro Gabriel  Yedlin y sus colaboradores. Son los pasos que hay que dar, muchas familias de Santa Ana van a estar mejor; son personas muy humildes y trabajadoras que quieren vivir mejor y este es el desafío: que todos los funcionarios estén en el territorio, trabajando a la par de la gente para mejorar la calidad de vida. El compromiso es redoblar los esfuerzos para que los tucumanos estén mejor y entre todos nos tenemos que ayudar”.

Por su parte, Gabriel Yedlin expresó: “En este año complejo para el país, estamos cerca de la gente como nos pide el gobernador. Varias familias de Santa Ana estarán más cuidadas y protegidas merced al trabajo del Estado. Estamos en una época muy difícil, donde aumentó la indigencia, que incluye a las familias que no les alcanza para comer y también la pobreza, en la que se encuentra la gente que apenas puede solventar la comida pero no puede pagar las tarifas o comprar ropa y útiles para los chicos. Vamos a acompañar a los tucumanos como hoy lo hacemos en Santa Ana”.

A su turno, Pablo Yedlin enunció sobre Santa Ana: “Merece una recomposición histórica debido a que sufrió en 1968 el cierre de uno de los ingenios más grandes que tenía la provincia y en este año tan  difícil para la Argentina, en el que las políticas nacionales vuelve a ser tan esquivas para el interior de la Argentina y Tucumán, el gobierno provincial junto  a las fuerzas vivas trabaja para intentar dar una respuesta. A la gente le cuesta llegar a fin de mes. Tratamos de marcar el rumbo en Santa Ana tan castigada. Este hermoso pueblo merece vivir cada vez mejor”.

Finalmente, Sonia Zurita, quien recibió una solución habitacional señaló: “Estoy feliz por tener un techo para mi hija y junto a mi marido, que trabaja en la cosecha del limón, quiero seguir adelante y tengo esperanzas, nunca imaginé que un gobernador me visitara”.

Por último, las autoridades participaron de la inauguración de una estación de servicio en recuerdo de María Luisa Hileret, en la villa epónima que pertenece a la comuna.

Compartir