Más de 700 niños y niñas recibirán almuerzo en una escuela de Villa Amalia

 

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, y su par de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, visitaron la Escuela Amado Juri de Villa Amalia, en el marco de la reciente apertura del comedor del establecimiento que incorporó el almuerzo para sus alumnos. Acompañaron a los funcionarios, el legislador y padrino de la institución, Fernando Juri, el secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Ramiro González Navarro, la directora del establecimiento, Patricia Zúñiga y autoridades de ambas carteras.

La escuela de jornada simple, con nivel inicial y primario, recibe diariamente a unos 740 niños. En el lugar, se les sirve un desayuno antes de iniciar la jornada escolar y ahora se incorporó la prestación del almuerzo.

Además, durante la visita de los funcionarios, se llevó a cabo la entrega de accesorios escolares para los alumnos.

Al respecto, Yedlin manifestó: “Acompañamos la apertura del comedor escolar en esta escuela con el fin de cuidar y proteger a los alumnos. Este es un barrio humilde y la situación económica y el aumento de tarifas hace que a la gente le sea difícil afrontar la situación. Además, nos llevamos otras inquietudes y necesidades de la zona”.

Por su parte, Lichtmajer destacó: “Recorrer escuelas es parte de nuestra tarea cotidiana. Nos alegramos en observar los progresos que genera la articulación en el Estado como, en este caso, la extensión de la prestación alimentaria que vale muchísimo. La educación se juega en cada una de las aulas, el desafío es enorme y notamos una energía muy fuerte de la comunidad educativa”.

Asimismo, Juri comentó: “Crear o inaugurar comedores escolares nos traen siempre sentimientos encontrados, por un lado, tristeza por las familias que no pueden darles de comer a sus hijos dado el momento difícil que vivimos en el país, pero por otro, la alegría y tranquilidad de poder brindarles alimentación segura a estos chicos. Lo que nosotros debemos lograr como funcionarios, es que los padres puedan acceder a un trabajo digno para que sus niños puedan volver a sus casas”.

A su turno, Zuñiga agregó: “Desde el 1 de junio se incorporó a la escuela la prestación de comedor escolar, para acompañar la situación económica que atraviesan familias de los barrios Alejandro Heredia, Los Vázquez y Autopista Sur. La mayoría de nuestros niños provienen de estas zonas que viven un duro momento”.

Por último, Sandra Sorrosa, mamá y encargada de la cocina, contó lo que significa para ella colaborar: “Trabajamos con otra compañera en la cocina y para nosotros es un orgullo ayudar a alimentar a los chicos que lo necesitan, en este barrio hay muchas familias humildes. Es muy importante la alimentación porque de eso depende el crecimiento y el estudio del niño. Estamos contentas y agradecidas de que se haya abierto este comedor”.

El Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Dirección de Políticas Alimentarias, aborda integralmente la problemática de familias que se encuentran en situación de riesgo nutricional, mediante estrategias alimentarias específicas como el programa de Comedores Escolares.

 

Compartir