Tenaz lucha de una madre por el derecho a la identidad de sus hijos

A pesar de la fría tarde, Marta Antonia Sánchez aguarda ansiosa junto a la puerta de su humilde casa en Los Pocitos. Saluda afectuosamente a cada vecino que pasa, quienes retribuyen su cariño con una sonrisa. Es muy querida en el barrio y eso se nota. La entrevista comienza.

Marta nació hace 56 años en barrio Jardín. Es madre de 11 hijos, seis mujeres y cinco varones. Estuvo casada, pero se separó de su marido hace más de dos décadas.

Inicia con entusiasmo su relato, aunque la primera reminiscencia que viene a su mente la perturba. Rememora la época cuando su ex esposo no le permitía trabajar. Sacude su cabeza como aturdida y suspira profundo, como tratando de olvidar para siempre ese acerbo recuerdo. “El padre de mis hijos nunca me permitió trabajar, es más, no me dejaba ni salir. Hasta que cuando nos separamos, decidí que tenía que trabajar para poder ofrecerle un mejor futuro a mis hijos”, agrega Marta.

Y así fue como comenzó a trabajar en el Mercado de Abasto. Todos los días caminaba hasta allí acarreando un pequeño carro de chapa. Se ocupaba de seleccionar frutas y verduras, y descartaba las que estaban en mal estado. La remuneración por su esfuerzo no era monetaria, sino que le entregaban mercadería, que ella se encargaba de vender entre los vecinos para obtener dinero y ayudar a su familia. Marta realizó ese digno trabajo durante más de diez años.

Actualmente, se gana la vida vendiendo empanadas y bollos los fines de semana. Con las ganancias, apoya a sus hijos para que continúen estudiando y, de a poquito, además realiza alguna mejora edilicia en su humilde casita prefabricada.

Pero la emotiva historia que Marta ha compartido hasta ahora, guarda aún un dramático y emotivo capitulo.

Cuenta que de sus 11 hijos, seis no tenían identidad. Aunque estaban reconocidos por su padre, él no había tramitado a término sus correspondientes identificaciones, por lo que ante la ley eran considerados NN, expresión que proviene del latín Nomen Nescio, que significa “desconozco el nombre”. En español se traduce como Ningún Nombre y, estas personas sin documentación que acredite su identidad, presentan inconvenientes para inscribirse en establecimientos educativos, obtener asistencia sanitaria y trabajar en relación de dependencia, entre otras dificultades.

“Yo busqué ayuda muchos años por los pasillos de Tribunales, quince para ser exacta, pero nunca me di por vencida. Gracias a eso, hoy mi hijo Diego está por retomar sus estudios primarios en una escuela nocturna y Jorge empezó la facultad”, agrega Marta orgullosa, con la voz quebrada por la emoción.

Inesperadamente, y justo en el momento en que Marta termina de contar esa anécdota, Jorge ingresa a la casa. Observa el contexto sorprendido, sonríe, y va directo al encuentro de su madre, quien lo abraza muy fuerte.

“Pero mejor que les cuente él lo que significa recuperar la identidad”, expresa Marta, dirigiendo la mirada hacia su hijo.

Así Jorge entra en escena. Se sienta junto a su madre y vuelve a abrazarla. También tiene una historia de vida que quiere compartir.

Jorge Fernando Zapata tiene 21 años. Estudia en la Facultad de Filosofía y Letras, la Carrera de Ciencias de la Educación. “Gracias a recuperar mi identidad, pude acceder a un derecho como lo es la educación pública y gratuita, en este caso universitaria. Esto se lo debo a mi mamá, quien se levantaba todos los días temprano para ir a luchar por la identidad de mis hermanos y mía. A veces no tenía ni para el colectivo y caminaba hasta Tribunales. Le estaremos eternamente agradecidos por su perseverancia y esfuerzo”, culmina Jorge, visiblemente emocionado.

Y tras otro extenso y conmovedor abrazo con su hijo, Marta retoma su relato.

Cuenta que en Tribunales, conoció un abogado que le recomendó que consultara en la Unidad de Gestión de Documentos del Ministerio de Desarrollo Social. Así fue como, a través del acompañamiento y asesoramiento de los profesionales del área, pudo tramitar la documentación para sus seis hijos, quienes hoy ya cuentan con sus respectivos Documentos Nacionales de Identidad.

Pero Marta aún no ha terminado con su relato y tiene anhelos por compartir.

Tras una pequeña pausa, levanta la mirada y expresa: “Espero que mis hijos completen sus estudios, trabajen y progresen en la vida. Además, estoy orgullosa de haber podido contribuir para que ellos hoy tengan su identidad. Lamentablemente yo no pude estudiar, porque me convertí en jefa de hogar desde muy joven y me dediqué a mis hijos, pero no me arrepiento. Además, quiero alentar a las personas que aún no tienen identidad, a que luchen por ella y nunca bajen los brazos”.

Tras un silencio prolongado, Marta se pone de pie. Camina hasta la cocina siguiendo el ruido de la pava que hierve. Recarga el termo y corta en trozos un bollo recién salido del horno. Vuelve a sentarse a la mesa, prepara el mate y sonríe. Luego, levanta su tierna y sencilla mirada, e invita a sus hijos y nietos a compartir la merienda.

La entrevista termina.

Este espacio está destinado a encontrar la voz de los verdaderos protagonistas, porque cada “Historia de Cerca” es diferente, enriquecedora y guarda una enseñanza de vida que merece ser contada y compartida.

Un poco de historia

Desde el momento de su nacimiento, toda persona tiene derecho a obtener una identidad. Esta incluye el nombre, el apellido, la fecha de nacimiento, el sexo y la nacionalidad. Es la prueba de la existencia de un individuo como parte de una familia y una sociedad, y es lo que lo caracteriza y lo diferencia de las demás.

Este derecho básico, está incluido en los artículos 7 y 8 de la Convención sobre los Derechos del Niño,  Tratado Internacional de Naciones Unidas aprobado en 1989.

Información de Contacto

La Unidad de Gestión de Documentos (UGD), pertenece a la Secretaría de Estado de Articulación Territorial y Desarrollo Local del Ministerio de Desarrollo Social. Se encuentra ubicada en Subsuelo de Casa de Gobierno y atiende de lunes a viernes de 8:00 a 13:00 h.

Toda persona que aún no posea identidad, necesite asesoramiento para iniciar los respectivos trámites o gestionar su DNI, puede concurrir a esta dirección o llamar al teléfono 4844000 Int. 323 en el horario mencionado. Los trámites y gestiones son gratuitos.

Compartir