Se creará un Centro de Admisión y Derivación en la provincia

La presentación del proyecto para la creación del primer Centro de Admisión y Derivación (CAD) de la Argentina, que tendrá a Tucumán como provincia pionera, se llevó a cabo en el Salón Blanco de Casa de Gobierno, con la presencia del ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, la coordinadora del Programa Nacional de Creación y Fortalecimiento de Centros de Derivación, Laura Demarco y el director Nacional para Adolescentes Infractores de la Ley Penal, Mariano Kierszenbaum, ambos de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF), el director del área, Darío Abdala y la subsecretaria de Adolescentes en conflicto con la ley penal, Mariana Fontdevila, entre otras autoridades provinciales.

Como parte de las actividades programadas, los funcionarios nacionales, acompañados por la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Sandra Tirado, visitaron el Instituto de Menores Julio Argentino Roca, donde fueron recibidos por su director, Ernesto Sansierra.

Al respecto, Tirado expresó: “Este dispositivo, que ya ha sido probado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con muy buenos resultados, posibilitará que los adolescentes aprehendidos por la policía, no sean derivados a una comisaría, como estipula la Convención de los Derechos de los Niños, sino que serán derivados al CAD, donde se realizarán análisis técnicos y un trabajo junto a la Justicia. Este Centro de Admisión y Derivación, viene a ordenar el ingreso de los adolescentes al sistema, tanto al penal juvenil como al proteccional”.

Por su parte, Demarco señaló: “El año pasado firmamos un convenio con la Provincia de Tucumán para la construcción de un dispositivo, que contará con profesionales capacitados de diferentes áreas que, junto a las fuerzas de seguridad, cumplirán la función preventiva y asistencial a adolescentes que cometan delitos. En esta etapa, comenzamos la articulación entre Desarrollo Social, el Ministerio de Seguridad y el Poder Judicial, para definir detalles y los pasos a seguir para avanzar con el proyecto”.

En tanto, Kierszenbaum explicó: “Las reuniones que mantuvimos en Tucumán, además de la presentación del dispositivo, tienen que ver con lograr los acuerdos y consensos para que se avance en mesas de trabajo continuas que posibiliten coordinar los esfuerzos de todos los ministerios y la Justicia. El dispositivo, evitará el paso del adolescente en comisaría, y logrará una pronta derivación, en lo posible al sistema proteccional, ya que sabemos que la mayoría de los chicos que ingresan tienen algún problema de vulneración de derechos”.

Para finalizar, Sansierra agradeció la visita de los funcionarios y destacó el trabajo que realiza el Instituto Roca en forma articulada con distintas áreas del Gobierno provincial y nacional: “Esto representa un paso importante para nosotros, ya que los adolescentes que presuntamente cometan un delito, pasarán por el CAD, y a partir de allí, se hará la evaluación si corresponde la detención o la asistencia del adolescente a través de algún dispositivo de libertad asistida. Esto permitirá que nuestra institución se enfoque en tareas específicas en relación a la problemática de los niños y adolescentes privados de su libertad”.

La legislación nacional e internacional reconoce que en los casos que se acuse o declare que un adolescente ha infringido la ley penal, tiene derecho a que se tenga en cuenta su edad, la importancia de promover su reintegración, el respeto de los derechos humanos y libertades de terceros, y que el niño o niña pueda asumir una función constructiva en la sociedad.

Poner la atención en la reinserción social y no en el castigo,  implica disponer de  diversas acciones y políticas públicas, tales como orientación, supervisión, libertad asistida, programas de enseñanza y formación profesional, todas medidas que prioricen posibilidades alternativas a la internación.

Compartir